2019-09 DEL 24 AL 30 LA GOMERA – LA JOYA ATLÁNTICA

24-09-19

El primer día ha transcurrido entre esperas, vuelos y adaptación, tanto al auto como al alojamiento. Tiempo justo para hacer una pequeña compra y preparar lo necesario para el día siguiente.

Este será realmente el día que comience esta nueva aventura.

Pero, bueno, entre unas cosas y otras… ya he llegado a La Gomera.

La Gomera, una de las siete (8) islas de las islas Canarias, y la segunda más pequeña sin incluir a La Graciosa (que se considera una isla menor). Situada en el océano Atlántico, en la parte occidental del archipiélago. Pertenece a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Su capital es San Sebastián de La Gomera, donde se ubica la sede del Cabildo Insular. La isla es desde el año 2012 Reserva de la Biosfera.

25-09-19

Estaba todo pensado al dedillo…

Me levanto pronto, desayuno, cojo el coche, le pongo combustible y… me dirijo por la GM-2 al otro lado de la isla, a la zona de Valle Gran Rey, para reservar una plaza, para ese mismo día, en un barco que sale los miércoles en dirección norte de La Gomera, concretamente al paraje marino llamado ‘Los Órganos’, unos espectaculares acantilados formados por imponentes columnas basálticas, tan sólo visibles desde el mar. Una excursión realmente especial y deseada que, además, le da un toque de ‘auto regalo’ en este día, el de mi cumpleaños.

Este era el plan. La realidad es otra…

Todo va a las mil maravillas hasta… ‘Le pongo combustible…’

En este momento y a unos pocos kilómetros del punto de salida, en plena GeEmeDos, un inesperado y peligroso desarreglo intestinal, me obliga a dar media vuelta y volver apresuradamente a San Sebastián de La Gomera, al apartamento, para solucionar dicha desavenencia. Esto, y no entraré en detalles, hace que todo se ralentice en alguna horas.

Consigo, por fin, retomar el camino y dirigirme a Valle Gran Rey, pasando necesariamente por el Parque Nacional Garajonay, espectacular pulmón de esta isla, haciendo parada obligatoria en algunos de sus miradores para observar las asombrosas vistas, sus valles, sus roques, su costa, etc… El trayecto por la GM-2 finaliza llegando al cruce con la GM-1. Tomo dirección a la izquierda que me conduce a Arure, El Retamal, Los Granados, El Guro, La Calera, La Puntilla, etc… en Valle Gran Rey.

Llego al puerto todavía a tiempo de tomar el barco que va a Los Órganos…

El gafe del día no ha hecho más que comenzar…

Localizo la agencia que lleva esa excursión y, vaya puñetera mala pata, el fuerte viento que azota el norte de la isla impide que los barcos se acerquen a los acantilados por lo que queda anulada la salida, ya no sólo para ese día, también para sucesivos… Mi gozo en un pozo!!!

Doy una vuelta por el puerto, me tomo una cerveza y unas chips en una terraza y vuelvo al coche para deshacer tomo el camino del día.

Cuando entro en el Parque Nacional hago una parada en el Área Recreativa de la Laguna Grande, llevo el gps y tengo una ruta preparada para hacer una caminata por la zona… Tal vez, con un poco de suerte (jajaja) pueda realizar alguna actividad. Entro en la parcela de aparcamientos y… joooder, parece que regalen el monte o quizá sea la semana fantástica del parque!!! No cabe ni un alma!!!

Cabreado como un gilipollas, y viendo que hoy no era el día, me voy al apartamento, me como los sandwiches que llevaba preparados, me tumbo una siesta sobre todo con la esperanza de despertar y que mi mala suerte haya terminado.

Ya anochecido doy un paseo por la ciudad, me tomo un refresco y busco por Google un restaurante que tenga buena puntuación para, al menos, darme un homenaje y celebrar así mis 62 años.

Restaurante ‘La Tasca’, en San Sebastián de La Gomera, un buen local para finalizar ese primer día en la isla.

26-09-19

Hoy no he madrugado demasiado, he aprovechado los restos de la compra del día anterior para hacerme un par de bocatas y he salido de la ciudad con la intención de hacer una ruta, también grabada en el gps, en el Bosque del Cedro, en pleno Parque Nacional Garajonay. Tomo la GM-2 y apenas pasado el Roque de Agando se encuentra el cruce con la CV-14, que lleva al bosque en cuestión.

Aquí, desde su zona recreativa y campamento, comienza esta caminata.

Esta ruta en Wikiloc.

Me adentro de lleno en el mayor bosque de laurisilva de las Islas Canarias. El Parque Nacional Garajonay, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es un exponente de este tipo de flora que data de más de 20 millones de años y que, debido a las distintas glaciaciones en el Cuaternario, se vió prácticamente extinguida, conservándose tan sólo en las islas de la Macaronesia (este es el nombre del colectivo de islas compuestas por las Azores, Madeira, Cabo Verde, Islas Salvajes y Canarias). La lluvia horizontal que se produce al condensarse la humedad de los vientos alisios facilita la conservación de esta maravillosa selva subtropical.

Por una senda extremadamente empapada, rodeado de árboles chorreantes y riachuelos por doquier me dirijo a la Ermita de Nuestra Señora de Lourdes, un pequeño santuario en este auténtico bosque encantado.

Uno puede pararse a pensar que está en un bosque jurásico y puede aparecer algún dinosaurio en cualquier momento… Inquietante!!!

El recorrido, aunque no está señalizado en exceso queda bastante evidente y sin ninguna complicación.

Al termino de la caminata vuelvo a la zona recreativa y, en uno de sus bancos, me como los bocadillos. Un buen rato después, disfrutando sin prisa del paisaje y el aire puro, tomo el coche y me dirijo a San Sebastián, parando en los miradores que encuentro en el trayecto.

Una parada, antes de llegar a la ciudad, es en la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves, lugar de romería y gran devoción entre los gomeros.

Una vez en el apartamento, algo de aseo, compra y descanso, algo de tele y, ya en la noche, salgo a cenar a un chino, vuelta a la casa y a dormir, pensando en lo que haré el día siguiente.

LEYENDA   DE  GARA  Y  JONAY

     Cuenta una leyenda guanche que en la isla de la Gomera vivía una joven muy hermosa llamada Gara, princesa de Agulo. Un día,  la muchacha, junto a otras jóvenes casaderas, y coincidiendo con la fiesta del Beñesmén, ( fiesta en la que los guanches honraban a los dioses) decidió ir a consultar unos chorros de agua que predecían si alguien encontraría el amor verdadero.

    Cuando Gara se acercó a los chorros, en un primer momento se vio reflejada, pero pronto las aguas se agitaron. Preocupada, acudió a consultarle a Gerián, el sabio del lugar,  quien le dijo:”Lo que ha de suceder, sucederá. Huye del fuego o el fuego te consumirá”.

    Para participar en las fiestas llegaron desde Tenerife los nobles y entre ellos estaba Jonay, hijo del Mencey de Adeje, un joven apuesto y fuerte.

    Cuando las miradas de Gara y Jonay se cruzaron, los jóvenes quedaron perdidamente enamorados y quisieron hacer público su amor y lo comunicaron al pueblo.

    Entonces, Echeyde ( el volcán del Teide que se encuentra en la isla de Tenerife) comenzó a escupir tal cantidad de lava y fuego que los habitantes de la isla vecina de la Gomera estaban aterrados.

     Así pues, el pueblo y los padres de la joven recordaron el augurio que el Gerián le había pronosticado.

    No podían permitir que la princesa del agua se acercara al príncipe del fuego pues agua y fuego eran incompatibles por lo que sus padres les prohibieron que volvieran a verse y tras separarlos el volcán se calmó.

    Los nobles regresan a Tenerife, pero Jonay no podía olvidar a su amada Gara y desesperado decidió nadar toda la noche hasta el amanecer llegando a la costa de la Gomera y al encontrarse con Gara huyen juntos hasta El Cedro, la parte más alta de la isla. Pronto salieron en su busca y los amantes, al verse acorralados, colocaron una vara afilada entre sus pechos y al abrazarse ésta les atravesó y ambos amantes quedaron unidos para siempre.

     El nombre de ambos príncipes Gara y Jonay, da nombre hoy al Parque Nacional de la isla, GARAJONAY,  en honor a los dos enamorados.

27-09-19

Hoy madrugo un poco más que ayer. Aseo, bocadillos, mochila y tomo nuevamente la carretera del parque. Hacia allá voy y, en esta ocasión, mi propósito es el de hacer la ruta que el primer día había pensado cuando se truncó la salida en barco. Me dirijo hasta el Centro Recreativo Laguna Grande. Hoy sí, llego a una hora tan buena que la zona está sólo para mi. Estupendo!!! Llevo la ruta grabada en mi gps. Es un recorrido por un sendero bien señalizado que, comenzando en la zona de la laguna, se adentra en un tupido bosque de laurisilva para ir ascendiendo progresivamente hasta el punto más alto de la isla, el vértice geodésico ‘Garajonay’, con sus 1.487 m.s.n.m.

Una vez allá arriba me quedo un buen rato contemplando y admirando los paisajes que me ofrece.

Esta ruta en Wikiloc.

El regreso se hace en descenso por otros senderos, estos con menos flora, ahora en proceso de repoblación, debido al último incendio (intencionado) que tuvo el parque en el año 2.012. Llego al punto de inicio sin ninguna dificultad. Han sido cerca de 9 kilómetros, con un desnivel de 340 mts. hechos en un tiempo más que aceptable y, eso sí, disfrutando en plenitud de la naturaleza.

Ya a mi llegada al centro recreativo, el parking está lleno y vuelve a parecer que el mundo entero está allí. Horrible. Dejo mis bártulos en el coche, tomo algo fresco en la cantina del lugar y vuelvo al auto a toda prisa, necesito huir de aquello que me agobia… Salgo de allí a toda velocidad… Dios mío, como se nota que me encantan las aglomeraciones, verdad?

Antes del regreso a San Sebastián hago una parada en el Mirador del Roque de Agando. Este es un impresionante pitón fonolítico ubicado entre los barrancos de La Laja y de Benchijigua que se alza 1.250 metros sobre el nivel del mar.

Aquí me zampo mis bocatas con todo el relax del mundo.

Una vez llego a la ciudad y ya casi lo habitual… Aseo, descanso, televisión, cena y a la cama, que el día siguiente también tiene sus actividades.

28-09-19

Me levanto a una hora prudencial, aseo, desayuno y… a la carretera estrella de La Gomera (GM-2). Hoy mi destino es Vallehermoso, en el norte de la isla. Atravieso todo el Parque Nacional y llego hasta la carretera GM-1, en dirección norte. Antes de llegar a Vallehermoso, en el camino, hago una parada en el Restaurante Los Chorros de Epina para tomar una café y visitar, desde aquí, estas fuentes de origen misterioso. Se les atribuyen propiedades curativas y la leyenda cuenta que quien ve reflejada con nitidez su imagen en ellas, tendrá amor y felicidad. Por lo contrario, si es turbio su reflejo es signo de desgracia y desamor. Esto fue lo que le pasó a Gara, princesa de Agulo…

Ya de todos es conocido el trágico final de la leyenda de Gara y Jonay.

Actualmente esta fuente está formada por siete caños de madera, aunque no siempre fuera así. Se cuenta, se dice, que para tener buena suerte y encontrar el amor, los hombres deben beber de los caños impares y las mujeres de los pares. Es posible que sea una tontería pero yo lo hice y… espero que se cumpla (cruzo los dedos, jejeje).

Después de esta visita reanudo el camino hacia Vallehermoso. Un buen paseo por este bonito municipio. Mención especial a su iglesia de San Juan Bautista. Y me dirijo, más tarde, por una pequeña carretera, hasta la playa de este pueblo. Aquí, con el Atlántico de fondo, me tomo una cerveza en su cafetería y vuelvo sobre mis pasos a la GM-1 para tomar la carretera CV16 que lleva al Caserío de Epina y a Alojera, en la costa oeste de la isla, un descenso muy pronunciado y con cientos de curvas imposibles. Una vuelta por Alojera y subo el serpenteante camino, llegando de nuevo al restaurante de las fuentes. Aquí decido comer.

Un lugar con unas vistas espectaculares, muy buena atención y una comida bien elaborada. Un café y al coche. Comienzo el regreso a San Sebastián y ahora lo ya clásico en las tardes… siesta, compra, tele, cena y preparar la salida de mañana.

29-09-19

Los últimos dos días han llegado a la ciudad varios barcos cargados de turistas y hoy, domingo, las visitas a los sitios más emblemáticos deben estar a rebosar, así que hoy he madrugado un poco más de lo normal con el fin de evitar las hordas.

Me dirijo a Hermigua y es tan temprano que aún no han puesto ni las calles, jejeje… Para mi mejor. Disfruto en solitario de la ciudad, me tomo un café en una de sus tascas y vuelvo al coche para llegar a Agulo, este es el municipio de la princesa Gara. Más de lo mismo, el pueblo para mi solito. Recorro sus calles, visito su iglesia de San Marcos Evangelista y regreso a Hermigua, pasando primero por la playa de Santa Catalina y el pescante de Hermigua. Vuelvo a San Sebastián.

Un refresco en el kiosko ‘La Carabela’, en la plaza de la Constitución, un paseo por el parque de la Torre del Conde y por la Iglesia de la Asunción.

Regreso al apartamento. Dejo los bártulos, un poco de aseo y salgo al Mirador de la Hila y un paseo por la Avenida de los Descubridores para contemplar el mar y las playas de San Sebastián.

Regreso a la casa, como algo, duermo siesta, veo tele, ceno y preparo las maletas. Ya mañana, temprano, terminan los días en La Gomera y comienza otro nuevo recorrido, esta vez en la isla de El Hierro.

30-09-19

Al salir del apartamento aún no ha amanecido. Me dirijo al aeropuerto.

Este día, como el 24-09, es totalmente de transito.

Aeropuerto de La Gomera. Facturación. Espera. Embarque. Vuelo. Llegada a Tenerife norte. Espera. Embarque. Vuelo. Llegada a El Hierro.

Deja un comentario