CASTILLOS DE LA MARINA BAJA

CASTILLOS DE LA COMARCA DE LA MARINA BAJA (ALICANTE)

01 – CASTILLO DE LA ALCOZAIBA Y CASTILLO DE SAN JOSÉ (GUADALEST):

El Castillo de la Alcozaiba es una fortaleza musulmana del siglo XI que se encuentra situada en el dominio de la antigua Casa Orduña. En la actualidad, sólo queda una torre en ruinas. El Castillo de San José, al igual que el anterior, es una fortaleza musulmana del siglo XI que se encuentra situada sobre la roca en la parte más elevada del municipio de Guadalest. Tuvo un papel muy importante a lo largo de la Edad Media y Moderna, gracias a su situación estratégica. Los terremotos de 1644 y 1748 y la voladura que sufrió en 1708 en la Guerra de Sucesión fueron los culpables de su destrucción.

02 – CASTILLO DE TÁRBENA:

Muy próximo a la población de Tárbena, sobre el cerro Segué, se alza este castillo de origen musulmán. Tárbena fue conquistada por el infante Pedro de Aragón en nombre de Jaime I. Formó parte del territorio dominado por Al-Azraq. En 1274 pertenecía a Sibila de Saga y a Bernat de Sarrià. Después pasó a los marqueses de Aitona, y por último a los condes de Orgaz. Lugar de moriscos dependiente de Ondara y tras su expulsión en 1609 el lugar fue repoblado con mallorquines. Actualmente en ruinas, aunque aún pueden verse, principalmente, importantes tramos de su amurallamiento.

03 – CASTILLO DE ALJOFRA (CONFRIDES):

En el término municipal de Confrides, y sobre un escarpado cerro de 1,100 metros de altitud, se encuentra esta fortaleza musulmana del siglo XIII, siendo el castillo a mayor altura de la provincia de Alicante. Construcción no muy grande pero tremendamente estratégica desde la que se domina todo el valle Guadalest hasta el mar. Tras su conquista por Jaime I, el castillo tuvo varios propietarios como la familia Sarriá, el infante Pedro y las familias Cardona y Ariza. Tuvo un destacado papel durante las revueltas de los moriscos oponiendo fuerte resistencia ante su expulsión en 1609. Actualmente, a pesar de encontrarse en un estado ruinoso, se pueden observar diversos elementos, algunos lienzos, una torre cuadrada, otra circular, parte de una muralla almenada, un arco de medio punto, etc…

04 – CASTILLO DE BENIMANTELL:

Construcción situada en un montículo rocoso a 580 metros de altura. Benimantell fue una alquería de origen musulmán que tras la reconquista pasó a depender de Guadalest. El castillo musulmán de Benimantell servía de enlace entre los vecinos de Guadalest y Aljofra. El castillo es de reducidas dimensiones, tiene planta de forma irregular, cuyas murallas se adecuan el perímetro de la cima que ocupa. Actualmente la puerta de acceso al recinto es inapreciable debido al derrumbe parcial de las estructuras y en el interior apenas quedan restos de muros, algunos de ellos de diferentes épocas, todos de factura medieval. Todo él se encuentra en un estado de ruina progresiva.

05 – CASTILLO DE BARIZ O GARX (BOLULLA):

Castillo islámico situado en una peña cercana a la población de Bolulla, pequeña alquería o finca de la época. Construido a mediados del siglo XII. El lugar fue conquistado en 1269 por las tropas de Jaime I y posteriormente pasó a ser propiedad de algunos nobles y grandes señores. En la actualidad se encuentra en un estado de ruina progresiva aunque todavía se aprecian restos de murallas y de torre.

06 – CASTILLO DE SANTA BÁRBARA (SELLA):

Esta fortaleza árabe del siglo XII se encuentra en lo alto de un monte que domina la población de Sella. Este municipio, como muchos en la zona, fue una importante alquería musulmana. Finalizada la Reconquista constituyó un importante núcleo de moriscos dependiente de Cocentaina, y tras su expulsión en 1609 fue repoblada con mallorquines. Su jurisdicción fue detentada por la familia Calatayud, y en el siglo XVIII perteneció a los condes de Cirat. El castillo de Santa Bárbara conserva gran parte de sus murallas y algunos restos de la torre mayor. En el interior de su recinto existe una ermita restaurada.

07 – CASTILLO DE POLOP:

Este castillo musulmán se construyó a principios del siglo XII y está situado en un cerro junto a la población de Polop. Fue una importante fortaleza, con un importante valor estratégico en la región, pero a causa de los conflictos de los que fue protagonista, fueron derribadas las construcciones de su interior, aprovechándose también sus materiales para la edificación de la vecina ermita. En la actualidad se conservan numerosos tramos de las murallas que conformaban su doble recinto, ambos de pequeño tamaño. Del exterior quedan escasos restos de su estructura original, ya que se utilizó como acceso al viejo cementerio. El interior conserva restos de un aljibe próximo a las ruinas de una torre cuadrada de mampostería, que debió ser el núcleo original de la fortaleza musulmana.

08 – CASTILLO DE BERNIA:

El castillo de Bernia, también llamado Fuerte de Bernia, está situado entre los acantilados y al pie de las crestas de la Sierra de Bernia, en el término municipal de Callosa d’Ensarriá. Se trata de una construcción militar renacentista, de estilo italiano, realizada por orden del rey Felipe II en el año 1562 para defender las costas de los ataques otomanos. En 1612, el rey Felipe III ordenó su demolición para evitar que fuera utilizado por los moriscos rebeldes. En la actualidad, se pueden contemplar todavía los restos de su planta, el foso y el sistema de acceso, así como parte de las estructuras de habitación.

09 – CASTILLO DE RELLEU:

El Castillo se alza sobre el cerro que domina la localidad de Relleu. Esta población fue una de las tantas alquerías musulmanas de la región conquistada por las tropas de Jaime I. A finales del siglo XVI pertenecía al duque de Osuna, y dependía de Cocentaina. Tras el decreto de expulsión de los moriscos, éstos se rebelaron, haciéndose fuertes en sus montañas. Fue también propiedad de Bernat de Sarrià, de los condes de Anna y, por último, de los de Cervellón. El castillo de Relleu debió ser una fortaleza de considerables dimensiones, a tenor de los importantes restos que han llegado hasta nosotros. Se han conservado partes de varias torres, entre las que destaca la torre mayor, de planta cuadrada. Existen también numerosos tramos de muralla.

10 – CASTILLO DEL MORO (ORXETA):

Esta construcción almohade, también conocida como ‘Castellet dels Moros’, data del siglo XII y se encuentra sobre un monte cercano a la población de Orxeta. El castillo y sus dependencias fueron conquistados por las tropas de Jaime I y entregados en 1270 a Berenguela Alfonso. Desde el siglo XIV hasta el XIX perteneció a la encomienda de Santiago. Más que un castillo, debió tratarse de un pequeño puesto avanzado o de vigía de otras fortalezas más importantes de la región. Su estado actual es de total abandono, necesitando una urgente reparación para conservar los pocos restos que quedan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.