2022-06-DEL 11 AL 22 VIAJE A ISLANDIA

Sábado, día 11 de junio da comienzo esta aventura.

Reme, Pedro y yo partimos desde la estación de tren de Alicante, a primera hora de la mañana, en dirección a Madrid. Nuestra intención es la de pasar unas horas en la capital, tiempo de calor máximo e insoportable, para dirigirnos al aeropuerto de Barajas-Adolfo Suarez y, en la medianoche, tomar el vuelo de Icelandair que nos llevará a Islandia para comenzar el recorrido por este maravilloso país/isla.

Domingo, 12 de junio.

Llegamos, con más de una hora de retraso y casi la pérdida de mi mochila, al aeropuerto internacional Leif Eriksson de Keflavík. Allí nos espera William, el muchacho que nos va a acercar al primero de los alojamientos.

Sobre las 08:30, hora local, llega Javi, nuestro guía, al hotel, nos hace la presentación del resto de los miembros del grupo, nos muestra el plan para ese día y nos ponemos en marcha.

Emi, Edu, María, Nuria y Ferrand son los componentes catalanes de este conjunto de viajeros.

Después del desayuno y las presentaciones, subimos nuestros equipajes a la furgoneta y, junto a Javi, nos ponemos en camino hacia los primeros puntos de interés de este viaje.

Llegamos, hacia el sur, a espectaculares acantilados desde los que podemos observar grandes colonias de aves marinas, como los charranes árticos, las lavanderas y los frailecillos (aunque aquí, de momento, no los encontramos).

Ahora nos vamos hasta Þingvellir, un lugar de extrema importancia en este país.

Þingvellir (Thingvellir) es un enclave histórico y parque nacional de Islandia situado al este de Reikiavik. Es famoso por albergar el Alþing (Althing), el lugar donde se reunía el parlamento islandés desde el s. X hasta el s. XVIII. Allí también se encuentran la iglesia de Þingvellir y unas antiguas ruinas construidas en piedra. El parque está situado en un valle escarpado formado por la separación de dos placas tectónicas, con acantilados rocosos y fisuras, como la falla de Almannagjá.

Hacemos un recorrido por entre los distintos senderos del parque, entre las dos placas, la euroasiática y la norteamericana.

Tenemos la posibilidad, en este primer día, de observar no sólo charranes árticos y lavanderas, también gansos, cisnes, zarapitos, eider común, lagópodos, etc…

En este primer circuito, el llamado ‘Círculo de Oro’, visitamos ahora el archiconocido Geysir.

El Geysir, ​​ también conocido como El Gran Geysir, es el géiser más antiguamente conocido y uno de los ejemplos más impresionantes de este fenómeno en todo el mundo. Está situado en el valle Haukadalur, ubicado en la colina Laugarfjall.

A unos diez kilómetros de este imponente espectáculo llegamos hasta Gullfoss (Cascada dorada), una de las cataratas más impresionantes de Islandia, es uno de los monumentos naturales más visitados del país. A ello contribuyen dos elementos. El primero su belleza y grandiosidad. Se trata de una cascada creada por la ruptura de las placas que crean el paisaje islandés. Un inmenso bloque de roca roto y quebrado ha dado origen al salto de agua al desplazarse. La falla ha sido horadada y ampliada a través de las eras por el río Hvítá que significa río blanco.

Nos dirigimos por el noroeste hacia el siguiente alojamiento, muy próximo a la Península de Snaefellsnes, donde pasaremos las dos siguientes noches.

Lunes, 13 de junio.

Después de un descanso reparador y un buen desayuno, comenzamos el recorrido por esta península, lugar de especial riqueza, donde se encuentra el volcán homónimo (el que sirvió de inspiración a Julio Verne para su novela ‘Viaje al centro de la Tierra’), varios glaciares, hermosas playas y la posibilidad de avistar distintas especies de aves.

El día de hoy es muy frío (4º, sensación térmica de -3º) y lluvioso. Ya en el anterior me resfrié y ahora ya he terminado por caer enfermo.

Absolutamente debilitado y sin aliento, tengo que hacer de tripas corazón y seguir el ritmo que marca el grupo. En ocasiones la coordinación de los pies se hace dificultosa y me encuentro sin fuerzas. Algo que me pone de muy mala leche, la verdad.

Nos acompañan las colonias de charranes, zarapitos, agachadizas, etc… De momento, ningún rastro del frailecillo, o puffin, y avistamiento lejano de alguna que otra foca.

Aunque yo no estoy mucho por la labor, procuro sacar mi mejor sonrisa para las fotos.

Termina la jornada y volvemos al mismo alojamiento que la noche anterior.

Ducha, ropa seca, cena ligera y a la cama para reponerse para el día siguiente.

Martes, 14 de junio.

Este es el día que dejamos los apartamentos y nos encaminamos hacia el norte de la península, a la Kirkjufell Mountain.

Hermosas vistas en un día bastante despejado y temperatura agradable.

Llegamos hasta el puerto de Stykkishólmsbær, pequeña ciudad y municipio de Islandia que se encuentra en la zona central de la región de Vesturland, en el condado de Snæfellsnes.

Aquí, antes de tomar el ferry que nos lleve a los fiordos del oeste, realizamos una pequeña caminata por Súgandisey Island Lighthouse.

Ahora el ferry nos lleva hasta Flatey​ que es la isla más grande de un archipiélago de unas cuarenta islas grandes e islotes situados en Breiðafjörður en la parte noroeste de Islandia.​ Flatey y sus islas circundantes fueron creadas según se cree a partir de un gran glaciar durante la era de hielo.

El ferry continua su trayectoria hasta las tierras de los fiordos del oeste.

Nos dirigimos ahora hasta Látrabjarg, un cabo formado por altos acantilados que albergan a millones de aves marinas.​ Látrabjarg está situado en el extremo noroeste del país, en la península de Westfjords, que es perteneciente a la misma región de Vestfirðir, municipio de Vesturbyggö.

Este es el lugar donde habita la mayor colonia de frailecillos.

Por fin, el esquivo pájaro, se muestra ante nosotros en todo su esplendor.

Una buena caminata por los acantilados para observar estas simpáticas aves que son uno de los símbolos de Islandia.

Termina esta jornada dirigiéndonos a nuestro próximo albergue.

Aseo, cena y descanso hasta el día siguiente.

Miércoles, 15 de junio.

Hoy recorremos diferentes puntos de los fiordos del oeste.

Llegamos hasta Dynjandifoss, una cascada situada en el fiordo Arnarfjörður de la región de Vestfirðir, al noroeste del país. También se le conoce como Fjallfoss (cascada de montaña).

Está compuesta por una serie de siete saltos y tiene una altura total de 100 metros, por cerca de 30 de largo en la parte más alta, y de 60 en la base. En verano vierte entre 2 y 8 metros cúbicos por segundo, mientras que en inverno el caudal se divide por la mitad.

Almuerzo en la zona recreativa, en la base de la cascada.

Llegada al albergue, en la península de Broddanes, lugar de cría de multitud de aves.

Las fotos muestran una de las cenas que realizamos en el alojamiento.

Y sí, he dicho cena. Una de todas las que hemos hecho bajo la luz del día; aquí, en estos meses, no deja de haber luz toda la jornada.

Jueves, 16 de junio.

Dejamos la península de los fiordos del oeste y entramos de lleno en el norte del país.

Nos dirigimos hasta las playas de Hvítserkur, en la costa este de la península de Vatnsnes, en Norðurland Vestra.

Lugar donde se pueden observar grandes grupos de focas, aunque en esta ocasión sólo pudimos ver alguna en la lejanía.

También son abundantes las colonias de gaviotas, charranes, fulmares, eider, etc…

Destaca sobre muchas cosas la gran roca basáltica que preside la playa. El farallón cuenta con dos arcos en su base que le dan la apariencia de un dragón bebiendo agua.

El nombre de Hvítserkur (camisa blanca, en islandés) se debe al color del guano depositado por las aves.

Vamos ahora hasta los alrededores de Blonduós, concretamente a Hrútey í Blöndu (Hrútey Island in Blanda River), una reserva natural que se encuentra dentro del río Blanda.

Lugar perfecto para almorzar y observar aves. Encontramos algunos nidos (posiblemente abandonados) de gansos.

Continuamos nuestro camino y, a eso de la media tarde, llegamos a Akureyri.

Ocupamos las habitaciones del alojamiento y el grupo tenía el resto del día sin actividades.

Yo decidí descansar mientras Pedro, Reme y la familia catalana se dedicaron a callejear por la ciudad.

En la ‘noche’ habíamos quedado para cenar, junto al guía, Javi, en un restaurante de la zona.

Viernes, 17 de junio.

Desayunamos más temprano que de costumbre.

La actividad que se presenta requiere madrugar un poco.

Nos dirigimos hasta el pequeño pueblo de Hauganes, en el centro de Eyjafjörður, el fiordo más largo de la Islandia septentrional.

Aquí tomamos un barco para realizar el llamado ‘Safari de avistamiento de ballenas’

Hoy el mar está bastante calmado y tenemos la suerte de poder ver algunos ejemplares emergiendo del fondo para respirar. Por los alrededores de la isla de Hrisey encontramos varias ballenas jorobadas.

Una de ellas, y este es el momento más emocionante para mi, pasa a menos de un metro del barco, justo a mi lado, con toda su majestuosidad, como recreándose en su movimiento y como sabiendo que me va a hipnotizar con su baile.

Dejamos la costa y nos acercamos hasta otro de los puntos de interés de la jornada, el lago Myvant y su famosa Godafoss, la cascada de los dioses.

El día se ha puesto realmente feo, con un fuerte viento y muy lluvioso, pero el espectáculo de la catarata es realmente alucinante.

Dentro de la región de Myvant, nos dirigimos hasta Krafla, la caldera volcánica de más de 10 kilómetros de diámetro y con una larga zona de fisuras de hasta 90 kilómetros.

Unas fotos en uno de los más conocidos cráteres de la zona, el llamado Viti.

Paseo por Leirhnjukur, en Wikiloc.

Un largo paseo por entre los campos de lava y sus fumarolas en Leirhnjukur. Todo ello bajo una lluvia que nos ha calado hasta los huesos.

Sábado, 18 de junio.

Después de la noche en el albergue, nuestro día gira en torno al lago Myvant, entorno esencial para la observación de aves.

Antes, nos acercamos para contemplar la cascada de Dettifoss, la más caudalosa de toda Europa.

Es realmente alucinante escuchar el rugido de sus aguas y la fuerza de su caída.

Ahora ya sí, nos vamos a la zona del gran lago Myvant, dejamos el transporte cerca del Sigurgeir’s Bird Museum y damos paseos por sus alrededores, en un día que está resultando mucho mejor que el anterior.

El entorno del lago es lugar de numerosas anátidas que en este mes se encuentran en plena época de cría. Se pueden observar grupos de Ánade azulón, Archibebe común, Bisbita pratense, Charrán ártico, Cisne cantor, Esmerejón, Gaviotas, Lavanderas, Págalos, etc…

La situación geográfica de Mývatn lo convierte en una intersección de especies propias de Norteamérica, del Ártico y Europa.

Pequeña caminata por los Skútustaðagígar, en Wikiloc.

Caminamos por la zona de los Skútustaðagígar, que son unos pseudocráteres, realmente no son respiraderos volcánicos productores de magma, sino que se formaron por explosiones de gas cuando la lava hirviendo fluyó sobre las superficies frías y húmedas hace unos 2.300 años.

Otro de los hermosos paseos por los alrededores del lago es la de la reserva natural de Hofdi.

Paseo por la reserva natural de Hofdi, en Wikiloc.

Entre una vegetación espesa, con el lago como telón de fondo y el canto y trinar de los pájaros como banda musical, éste ha sido uno de los paseos más hermosos.

Ahora nos dirigimos hacia la zona de Dimmuborgir, un área de enormes campos de lava que está compuesta de varias cavernas y formaciones rocosas, los restos de actividad volcánica son quizá recuerdos de una antigua ciudadela derrumbada.

Lugar que se ha prestado a alimentar numerosas leyendas de trolls y seres del inframundo.

Finalmente llegamos al interior de una de las cuevas de este recorrido, la que tiene en su interior una laguna de agua termal y formó parte de una de las escena más tórridas de ‘Juego de Tronos’.

Domingo, 19 de junio.

Después del desayuno, dejamos el albergue y nos dirigimos a la zona geotérmica de Hverir.

Un gran paseo por este entorno de otro planeta, entre grandes fumarolas de gases sulfúricos y sus grandes pozas de lodo hirviendo.

Una mañana bastante despejada, aunque fría, en la que esta actividad, que estaba prevista para el día anterior, la hemos podido disfrutar hoy.

Tomamos la R1, en dirección a los fiordos del este, y en un cierto punto nos desviamos por la F907 para llegar a Möðrudalur.

Una parada en esta pequeña y singular localidad, perteneciente a los desiertos interiores de la isla, confluencia de caminos para cruzarla transversalmente y lugar de posibles avistamientos del ansar piquicorto.

Continuamos nuestra ruta y nos adentramos de lleno en los fiordos del este.

Llegamos, después de bastantes kilómetros en la furgoneta, a la población costera de Djúpivogur, en la región de Austurland, lugar de interés histórico, conocido puerto y populares museos.

Ya por la tarde, camino del nuevo albergue, pasamos por la playa de arenas negras de Fauskasandur, admirando sus formaciones rocosas, sus colonias de aves y alguna que otra foca.

Ahora nos dirigimos hasta Nature Reserve Beach, un impresionante mirador donde disfrutar de la fuerza del mar.

Llegamos a la población de Höfn donde tenemos nuestro siguiente hospedaje.

Lunes, 20 de junio.

Höfn está ya muy cerca del Parque Nacional Vatnajökull, y hasta sus inmediaciones nos dirigimos en este día, concretamente hasta la gran laguna de icebergs, Jökullsárlón.

Paseo por la laguna, en Wikiloc.

Realmente ésta es una de las joyas de la corona, en cuanto a atracción turística, que tiene ese país.

El poderío visual que tiene esta inmensa laguna, surcada por multitud de icebergs, es de una belleza que te parte en dos.

Jökulsárlón es el lago más profundo de Islandia, con una profundidad máxima de 248 metros y su superfifie mide 18 km2.

Los icebergs que tiene están compuestos por hielo de más de 1000 años de antigüedad.

La laguna comenzó a formarse en 1934, cuando el glaciar Breidamerkurjökull empezó a retroceder y ha cuadrupicado su tamaño desde principios de los años 70

Los icebergs que se desprenden del glaciar y caen en la laguna se derriten lentamente y van a la deriva hacia el mar, donde son pulidos por las olas del Atlántico Norte antes de ser arrastrados a la orilla en la playa de color negro azabache llamada Breiðamerkursandur.

Esta extensión negra de arena está, por lo tanto, siempre cubierta de esculturas de hielo compactas y translúcidas que brillan al sol como los diamantes. Es por eso que Breiðamerkursandur es apodada la Playa Diamante.

Nos dirigimos ahora en dirección oeste hacia otra de las lenguas glaciares de este Vatnajökull.

Estamos en Fjallsárlón, uno de los lagos glaciares en el extremo sur del gran Vatnajökull. Fjallsjökull, que forma parte del glaciar más grande, llega hasta el agua del lago y algunos icebergs se desplazan por su superficie.

Esta zona, junto con las praderas que lo rodean, me parece, sin ninguna duda, unos de los lugares más hermosos de la tierra.

Nos vamos, después de esta maravillosa experiencia, hasta el área recreativa de Skaftafell, donde almorzamos en uno de sus bancos.

Luego, desde el centro de visitantes del lugar, iniciamos una caminata senderista hacia las cascadas que se encuentran en el recorrido.

Svartifoss-Skatafellsjökull, en Wikiloc.

Primeramente nos encontramos con el salto de agua de Hundafoss.

Seguimos en ascenso para llegar hasta la cascada estrella de este sendero, Svartifoss. Un gran salto de agua de más de 20 metros en el centro de una espectacular pared de piedra basáltica de formas hexagonales.

Nos dirigimos, por senda de desvío, atravesando la montaña, en dirección oeste, hacia el gran mirador del glaciar Skatafell, otra hermosa lengua del Vatnajökull.

Llegamos al albergue. Esta es la última noche en el recorrido por la isla, antes de regresar a Reikiavik.

Martes, 21 de junio.

Comenzamos el día visitando un magnífico cañón, Fjaðrárgljúfur.

Caminata por el cañón de Fjaðrárgljúfur, en Wikiloc.

Este camino por el desfiladero, horadado sinuosa y profundamente por el río, desde hace más de 2 millones de años, está rematado por la cascada Mögáfoss.

Nos dirigimos ahora a la población de Vik, en el extremo sur del país.

Estamos concretamente en la Black Sand Beach, en una mañana que se ha estropeado con la lluvia, y donde los acantilados basálticos en los que rompen las olas son el atractivo principal, Eso, las columnas que se levantan en el mar y la fuerza del mar.

Nos acercamos ahora a la península de Dyrhólaey, pintoresco brazo de tierra con un faro, magníficas vistas de Kirkjufjara y Endless Black Beach, un faro y un gran arco de roca volcánica en el mar.

Caminata por la península de Dyrhólaey, en Wikiloc.

A pesar del mal tiempo que nos ha tocado, el lugar es de una belleza sublime.

Esto ya va llegando a su fin.

Seguimos por la R1 en dirección oeste, hasta llegar a Skógafoss, que es una de las cascadas más grandes del país con 25 metros de ancho y 60 de alto. Debido a la cantidad de espuma que produce constantemente, un arcoíris simple o doble es normalmente visible en los días soleados (algo que hoy resulta imposible)

A 30 kilómetros en coche nos encontramos con otra de las grandes cataratas del sur del país, Seljalandsfoss.

El río Seljalandsá, el ‘río líquido’, cae cerca de 60 metros en lo que en otros tiempos era una escollera sobre el océano (que en la actualidad se encuentra a varios kilómetros) y que hoy marca el límite entre las Tierras Altas y el resto del país. Es posible subir la cuesta de la cascada y contemplar el panorama desde el punto en que el agua se lanza al vacío.

Tan sólo a unos cientos de metros de este salto de agua, se encuentra otro, no menos espectacular.

Gljufrafoss, es una pequeña cascada situada al norte de Seljalandsfoss. La catarata está parcialmente cubiertas por un peñasco, y cuenta con un sendero ventoso y unas escaleras de madera que permiten ascender más o menos hasta la mitad, desde donde se puede apreciar el panorama.

Después de unas cuantas horas de furgoneta, llegamos a Reikiavik, nos instalamos en el hospedaje y, después de aseo y pequeño descanso, tenemos la cena por nuestra cuenta.

En esta ocasión también vamos a compartirla con todos los compañeros, incluyendo, cómo no, a Javi, nuestro estupendo guía.

Aquí ya nos despedimos de él.

Naturalmente, hay que decirlo, ha sido un gran compañero de viaje, un trabajador incansable y, por supuesto, el gran experto en aves de esta aventura. Gracias por todo, Javi.

Miércoles, 22, y jueves, 23 de junio.

Hoy, y hasta la media tarde, tenemos tiempo para nosotros, sin prisa.

Pedro, Reme y yo, nos hemos levantado bastante tarde, nos hemos ido a desayunar con calma y hemos vuelto al hotel para ultimar nuestro equipaje.

A eso de las 11:00 lo hemos depositado en una habitación/consigna del hospedaje y nos hemos ido a recorrer la ciudad.

Sin prisa, la verdad. Paseos por la zona comercial, algo de shopping, comida en un vietnamita, copas en un irish pub, etc…

A la hora acordada, hemos vuelto al hotel, nos hemos encontrado con los compañeros catalanes (Emi, Edu, María, Nuria y Ferrand), nos ha recogido William, el muchacho que nos esperó en el aeropuerto el primer día y hemos llegado a la base aérea con tiempo suficiente.

Keflavik-Barcelona, con algo de retraso pero correcto.

En Barcelona yo me despido de todos, cada uno se irá a su casa por medios distintos.

Yo espero algunas horas y tomo el avión que me lleva a Alicante. Llego a las 11:00 del día 23 de junio.

Valoración: 5*****

Recomendable: Cómo puede alguien decir que un viaje a uno de los destinos más bellos del mundo no es recomendable? Por supuesto. Ha sido una experiencia única e irrepetible.

Gracias a todos, a Javi, a Emi, a Edu, a María, a Nuria, a Ferrand y a Pedro y Reme por haber compartido esta aventura.

2022-06-06 SENDEROS DE LA SIERRA DE SANTA POLA

Senderos de la Sierra de Santa Pola, en Wikiloc.

Para este primer lunes del mes de junio, la caminata elegida ha sido sencilla y cercana.

Reme, Pedro y yo, nos hemos dirigido hasta la población de Santa Pola para realizar una de las numerosas rutas que se pueden hacer por la sierra que lleva el mismo nombre.

Comenzamos nuestro recorrido dejando el coche en un claro, cerca de las Casetes de Meleja, junto al depósito de aguas.

Por aquí, siguiendo el Camí del Faro, nos desviamos por el Camí de la Casa de la Pinada.

Llegamos a la referida casa, ahora ya en ruina total, y seguimos por senda, durante 500 metros, en paralelo a la Carretera del Faro.

Tomamos ahora un desvío a mano derecha que nos lleva hasta el Aljub del Tío Manyo.

El día es abrumadoramente caluroso y cualquier sombra que podamos encontrar por el camino es de agradecer.

Seguimos caminando por la vereda que nos lleva de nuevo al Camí del Faro, también es la PR-CV61, y siguiéndola durante 300 metros, tomamos, en el cruce de caminos, la pista de la derecha, el Camí de la Torre.

700 metros después nos desviamos por la izquierda para seguir caminando por le Senda de Roberto, que nos llevará hasta el monolito dedicado a la memoria de Roberto Castro, erigido por su hermano.

La senda finaliza cerca de las antenas y un pequeño mirador, donde se puede observar, más aún en este maravilloso día, la isla de Tabarca.

Nos encaminamos ahora, por pista, a la Torre de les Escaletes.

Esta es una de las muchas torres vigías de la costa alicantina para la defensa y vigilancia de ataques por mar de los piratas, su construcción exacta se desconoce aunque se sabe que su primera reforma fue en 1577

Un pequeño descanso a la sombra del torreón para refrescarnos y contemplar el mar y la isla de Tabarca.

Comenzamos el regreso al coche y tomamos, después de esta visita, la senda que nos dirige a la Fulla Roja.

Llegamos al paraje de la Fulla Roja, un gran valle poblado de enormes eucaliptos y que dan a este punto de la sierra un aire de encanto y misterio.

Desde aquí, accedemos, por sendero, al Camí del Faro y, casi 1’2 km después, al automóvil.

Damos por finalizada esta caminata, que, debido al calor insoportable, podría haber sido algo más larga, regresando a Alicante.

Valoración: 2**

Recomendable: Totalmente. Ha sido 10’2 kilómetros, con un desnivel de tan solo 106 metros, un calor de pleno agosto y una compañía de lujo.

2022-06-03 IBI-CASAS DEL CAÑO, FOIADERES Y FOIADERETES-BARRANC DELS MOLINS

Ibi-Casas del Caño, Foiaderes y Foiaderetes-Barranc dels Molins, en Wikiloc.

Hacía tiempo que no realizaba esta ruta y hoy me he animado a hacerla.

Hasta la población de Ibi me he dirigido, concretamente hasta la salida de la localidad, en la carretera CV-801, que comunica este pueblo con Banyeres de Mariola, y en el margen derecho, junto a una empresa dedicada a productos metálicos, he dejado el auto para iniciar esta caminata que me llevará por algunos de los puntos de interés de esta sierra, la dels Barrancs, que se encuentra dentro del Parc Natural del Carrascal de la Font Roja.

Comienza la caminata con una considerable subida, dejando Ibi a mis espaldas y dirigiéndome al Mas del Canyo, por senda en paralelo al Barranco de la Zorras, en la zona llamada Solana de Campos.

A medida que se asciende la visión de Ibi y de los pueblos que componen la Foia de Castalla queda como una magnífica panorámica de belleza extrema.

La zigzagueante senda da lugar a una pista que lleva al Mas del Canyo.

Este es el punto más elevado de mi caminata (1153 metros sobre el nivel del mar, aprox.)

Comienzo ahora el regreso, en suave descenso por la PR-CV127, hasta llegar al valle de campos de cultivo, donde se encuentra el Mas de Foiaderes.

Dejo el valle y, ahora, comienza una cómoda subida que, en un kilómetro y medio, me acerca hasta otra de las casas de mi caminata, el Mas de Foiaderetes.

En este punto, y durante varios kilómetros, la pista desciende y serpentea hasta llegar a la entrada al Barranco de los Molinos.

Hay momentos del camino que asoma, a la vista de las señales, la hiper conocida GR7.

Comienzo, el tramo final de esta ruta, entrando al Barranco de los Molinos.

Aquí, al igual que sucedió en la caminata del día anterior, hay muestras de la abundancia de agua que han generado las lluvias de las pasadas semanas.

Llego a la zona recreativa de Los Molinos y el agua rebosa de la montaña.

Resulta muy agradable y emocionante tener como companía el sonido del líquido elemento durante este último trecho del itinerario.

Paso por algunos de los molinos del barranco, el de la Peña, el de la tía Roseta, el de la Llapissera.

Algunas acequias y canales, pequeñas albercas y balsas, todo ello a tope de agua, me acompañan durante el recorrido.

Todo ello, en un día magnífico, pone a esta ruta un broche de oro.

Salgo del barranco, un poco de carretera y llego, sin más complicaciones, al coche.

Regreso a Alicante.

Valoración: 3***

Recomendable: Totalmente. Han sido cerca de 11 kilómetros, con un desnivel de 424 metros, hechos en un tiempo más que correcto.

2022-06-01 CASTELL DE BARXELL-RACÓ DE SANT BONAVENTURA-EL SALT

Castell de Barxell-Racó de Sant Bonaventura-El Salt, en Wikiloc.

Para este comienzo de junio me he decidido por una caminata, mitad novedosa, mitad conocida, no demasiado larga y nada complicada; es lo que exigen estos calores sofocantes.

Hasta un claro, a mano izquierda, de la CV-795, frente al restaurante La Font dels Patos, he aparcado el coche y he iniciado esta caminata que me ha llevado, por pista, hasta el Castell de Barxell.

Estoy en las proximidades de la ciudad de Alcoy, en el entorno de los ríos Polop y Barxell (o Riquer).

Este es un territorio que he frecuentado bastantes veces. Sigo la pista que me lleva, por varias pr’s y, cómo no, por la omnipresente GR7 a la zona recreativa del Racó de Sant Bonaventura.

Las abundantes lluvias de las últimas semanas aún nos muestran los manantiales, los pozos y los acuíferos rebosantes.

Muestra de ello es la fuente que encuentro en mi camino, que normalmente suele estar seca.

El camino me hace atravesar el río Polop, esta vez muy caudaloso, algo que me ha hecho pensar por dónde y cómo atravesarlo sin acabar como una sopa.

Llego, ahora ya estoy en la GR7, a un enorme abrigo donde se bifurca el camino.

A mano izquierda se accede al itinerario medioambiental de ‘Els Canalons’, un recorrido que va unido al curso del río Polop y en el que se encuentran distintas fuentes y muchos tolls (pozas de agua) donde se puede practicar el baño.

A mano derecha, camino que es el que elijo, continúa la GR7 y lleva con menos dificultad al Racó de Sant Bonaventura.

Sin mucha dificultad llego al Racó, ésta es un área recreativa que queda muy cerca de la ciudad y que, sobre todo, llega a estar muy concurrida los fines de semana.

Destacan los saltos de agua y el paso del río por entre bancos y mesas preparadas para pasar un gran día familiar.

Dejo este hermoso paraje y tomo la senda que asciende al Salt.

Aquí se encuentra este salto de agua. Algo que no siempre se puede contemplar pero, como ya he comentado, debido a las fuertes lluvias de las pasadas semanas, hoy está disponible para el deleite y la admiración de todos los que nos acercamos a él.

Aquí, en este punto, comienzo la senda de regreso al coche.

Sigo el curso del río Barxell o Riquer, el que da lugar a la hermosa caída de agua.

Camino por estrecha vereda, entre el río y la carretera CV-795

Llego al albergue de animales, aquí se encuentra la propia carretera, la PRCV 160 y la ya famosísima GR7

Un último tramo muy agradable por la cantidad de vegetación que le da al paisaje una agradecida frescura. Y, sin mucho más esfuerzo, llego al auto.

Regreso a Alicante.

Valoración: 3***

Recomendable: Absolutamente recomendable. Han sido cerca de 8 kilómetros, con un desnivel próximo a 250 metros, hecho con un tiempo más que aceptable y en una mañana espectacular.

2022-05-23 PEQUEÑAS RUTAS: SIERRA DE LA SOLANA (BENEIXAMA) Y SIERRA DE LA VILLA (CAMPO DE MIRRA)

Sierra de la Solana (Beneixama), en Wikiloc.

Sierra de la Villa (Campo de Mirra), en Wikiloc.

Un día de calor sofocante en este penúltimo lunes de un mes de mayo absolutamente atípico.

No he tenido ninguna duda a la hora de salir a caminar por las sierras alicantinas. Lo único que, teniendo en cuenta las altas temperaturas, me he animado a hacer rutas de corto recorrido.

Hoy he realizado dos itinerarios, en dos localizaciones diferentes, no muy alejada la una de la otra.

Primeramente he llegado hasta la población alicantina de Beneixama y por la CV-657, la carretera que une esta localidad con Fontanar dels Alforins (ya provincia de Valencia), en el kilómetro 12,5, he dejado el auto para comenzar la primera caminata.

Desde la zona de recreo de La Talaieta, asciendo hasta llegar a la Ermita de Sant Isidre.

Después, por senda y en una brusca bajada, llego al Albergue de la Talaieta para rodear por pista el monte y llegar de nuevo a la zona recreativa.

Paso al otro lado de la carretera CV-657, ahora la zona es La Boquera, y por pista, entre los barrancos de Franco y del Pozo, me dirijo al Pou de Neu de Beneixama, pasando antes por el Corral de Lluna.

Aquí el paisaje aún tiene las cicatrices del último incendio, una zona que le está costando recuperarse.

Este pozo de nieve se construyó a principios del siglo XVIII y, según la documentación de la época, Beneixama aportaba hielo a la ciudad de Alicante en el año 1723. Esta gran cava está situada a la altura de 760 m.s.n.m. cuando lo más habitual es estar por encima de los 1000 metros. Su capacidad es de 1800 m3 cuando lo más frecuente es de 600 metros cúbicos.

Siguiendo en ascenso la pista, llego hasta el Pouet de Bellot y volviendo sobre mis pasos, para tomar el sendero de regreso, paso por la Barraca del Pou (construida con la técnica de la piedra seca), el abrevadero y el Horno de Cal.

Sólo queda seguir el sendero, algo de asfalto y llegar a la zona donde se encuentra el coche.

Me dirijo a la siguiente localización, para efectuar la segunda caminata.

Llego a las inmediaciones del municipio de Campo de Mirra, localidad vecina a Beneixama, donde comenzaré esta otra pequeña ruta.

Dejo el vehículo en un claro de la Ronda del Calvari y la carretera del Cementeri.

Comienzo el camino en ascenso hasta la cima de esta sierra, donde se encuentran los restos del Castillo de Almizra y la Ermita de Sant Bartomeu.

Sobre el Castillo de Almizra:

Los materiales hallados aquí muestran un poblamiento que se inició en la Edad del Bronce (restos cerámicos y óseos) y continuó ininterrumpidamente hasta la época ibérica y, tras un vacío poblacional, la Edad Media.  El castillo de Almizra dependió del castillo de Biar hasta bien entrado el siglo XIII. El 10 de agosto de 1243 el caballero cristiano Llorens de Escals conquistó el castillo, venciendo al alcaide Ab-Albah Marhop.

Esta fortaleza, que no destaca por sus dimensiones ni por sus características, debe su gran importancia histórica al acto que tuvo lugar el 26 de marzo de 1244, cuando el monarca Jaime I el Conquistador y el infante Alfonso de Castilla, futuro rey Alfonso X el Sabio, firmaron el Tratado de Almizra en sus salas, por el que se establecían las primeras fronteras del antiguo Reino de Valencia, alcanzándose la paz entre ambos reinos delimitando sus conquistas y zonas de influencia en la zona.

Este castillo fue reconstruido durante los reinados de Jaime I, Pedro III y Jaime II, habiendo sido siempre de patrimonio real. Era cedido a los correspondientes alcaldes que, por su situación fronteriza, lo mantuvieron en buen uso hasta bien entrado el siglo XIV.

En los siglos posteriores, el castillo, entró en un lastimoso proceso de abandono que lo dejó en la más absoluta ruina. Las posteriores actuaciones para su reconstrucción han dejado la fortaleza con una controvertida imagen (para mi gusto, bastante dudosa)

Prácticamente unida a la fortaleza se encuentra la Ermita de Sant Bartomeu (de hecho una de las torres del castillo, muy modificada, se adosó a la ermita).

El templo, construido en el siglo XVIII, tiene desde el cerro una panorámica del valle y las sierras de los alrededores envidiable.

Destaca también entorno a ella la zona recreativa.

Hago una parada en uno de sus bancos para beber y comer una fruta.

Desciendo del cerro en dirección al coche.

Antes sigo la bajada por la Ronda del Calvari para llegar al punto donde se encuentran los petroglifos, último punto de interés de este día tan completo.

Un rodeo por esta gran piedra para admirar estos grabados en la roca.

Vuelvo al camino y al auto.

Regreso a Alicante.

Valoración: 3***

Recomendable: Claro, totalmente recomendable. Han sido, en total, cerca de siete kilómetros, con un desnivel que no ha superado los 200 metros. Un día de máximo calor y lleno de puntos de interés.

2022-05-18 VALLE DE LA GALLINERA-SIERRA Y PEÑA FORADADA-COVA DEL MORO

La ruta que han hecho ellos: Valle de la Gallinera-Sierra y Peña Foradada, en Wikiloc.

La ruta que he hecho yo: Valle de la Gallinera-Sierra Foradada-Cova del Moro, en Wikiloc.

La caminata elegida para este calurosísimo miércoles de mayo está a 95 kilómetros de la ciudad y la hemos comenzado bastante tarde. Esto ha añadido mucha más dificultad a esta ruta.

El lugar elegido ha sido el Valle de la Gallinera, municipio del norte de la provincia de Alicante, en plena comarca de La Marina Alta, compuesto por 8 núcleos urbanos (Benirrama, Benialí, Benissivá, Benitaia, La Carroja, Alpatró, Llombai y Benisili)

En una de la zonas de parking de Benialí hemos dejado el auto y, Reme, Jesús, Pedro y yo, nos hemos puesto en marcha con la intención de ascender por entre los campos de cerezos de la Sierra Foradada hasta llegar al arco que hay en la peña que lleva el mismo nombre.

Por las fechas que nos encontramos teníamos la esperanza de encontrar este valle en plena recolección de su fruto más emblemático, la cereza.

No hemos tenido suerte.

En nuestro camino hemos hablado con un campesino que nos ha informado que este año la cosecha ha sido un auténtico desastre. Él, en concreto, nos explicaba que el año anterior, en su terreno, había recogido unos 2.000 kilos de fruta y, en cambio, ahora sería un milagro que llegara a los 200.

Parece ser que las últimas y excesivas lluvias de esta primavera han malogrado la cereza.

Seguimos nuestra subida, pasando por una de las fuentes de la zona, la Font de Moraques.

Aquí hemos hecho una pequeña parada, nos hemos refrescado con su agua y con la sombra de sus paredes rocosas, protegiéndonos de un calor horrible.

Continuamos ascendiendo y, ahora con menos vegetación, el sendero es empinado y el sol es puro fuego.

El arco de la Peña Foradada está cada vez más cerca pero yo empiezo a no encontrarme demasiado potable. Estoy algo mareado y posiblemente tenga un bajón de tensión, o de azúcar, o, sencillamente, una pájara. Yo decido quedarme atrás, dejando que los demás continúen. Ya dependiendo de cómo me vaya encontrando seguiré subiendo o no.

También Reme tiene momentos que le cuestan, pero ella, a pesar de alguna que otra parada a la sombra, decide continuar.

Jesús, Pedro y Reme llegan al arco de la Peña Foradada.

Yo, después de un buen rato bebiendo agua y comiendo un par de mandarinas, me encuentro un poco más aliviado y me animo a seguir subiendo. Aunque no me atrevo a llegar a donde están mis compañeros, cambio mi rumbo y me dirijo al corral que se llama La Cova de Moro.

Contactamos por teléfono y quedamos en cruce de caminos, entre el corral y el arco, para juntarnos y comenzar el regreso, bajando por el mismo sendero de la subida.

Ya no mucho más complicado, seguimos la senda y la pista, volvemos a pasar por los campos de cerezas y entramos en el pueblo donde está el coche, comemos en un bar de la zona y regresamos a casa.

Valoración: 4****

Recomendable: Por supuesto. A pesar de golpes de calor, pájaras, bajones de tensión, falta de cerezas… ésta es una ruta de las más bellas de la provincia. Ellos han hecho 8,24 kilómetros, con una desnivel de 538 metros y yo he hecho 7,69 kilómetros y un desnivel de 468 metros. Al final ha sido un gran día.

2022-05-16 SIERRA DE COLMENARES

Sierra de Colmenares, en Wikiloc.

Para este brumoso lunes de mayo la ruta elegida ha sido muy cercana a mi domicilio, un recorrido sencillo y cómodo por la Sierra de Colmenares.

He dejado el coche en el parking del Resort del Club de Golf de El Plantío y, desde este punto, he comenzado esta caminata.

Un itinerario que recorre la sierra pasando por una serie de miradores, donde poder contemplar distintas vistas de los alrededores.

La primera de las atalayas es la denominada como ‘Mirador del Bacarot’.

Sigo la pista y, el recorrido, me lleva hasta el ‘Mirador Ilicitano’, donde, a pesar de la neblina, se puede ver el aeropuerto de Alicante-Elche ‘Miguel Hernández’ y sus alrededores.

Muy cerca, y en dirección sur, se encuentra el ‘Mirador de Agua Amarga’ donde se muestra el polígono industrial y la zona costera que lleva ese nombre.

Ahora, bordeando por pista y sendero el polígono industrial, comienza un ascenso hacia otra de las terrazas, el ‘Mirador de la Ciudad de la Luz’.

Desde aquí se domina toda el área que compone este complejo dedicado principalmente a estudios cinematográficos.

Sigo ascendiendo hasta llegar a una bifurcación. Tomo la pista de la izquierda, que me llevará al ‘Mirador de Fontcalent’, aquí, frente a esta emblemática sierra alicantina, borrosa tras la neblina, hago una parada para beber y comer alguna fruta.

Deshago mis pasos hasta volver a la bifurcación de antes. Ahora tomo la pista de la derecha, la que me lleva al último templete de esta caminata, el ‘Mirador dels Reiets’. Una atalaya desde la que se domina la vista de la ciudad de Alicante y la zona, Els Reiets, que le da su nombre.

Siguiendo la pista llego, en descenso, al paraje llamado El Estrecho, una rambla rocosa que conduce al Barranco de Agua Amarga.

Siguiendo el itinerario, la pista me acerca hasta las instalaciones del Centro Logístico de Hidrocarburos (CLH) y hasta la Vía Parque Alicante-Elche.

En dirección oeste, y por carretera asfaltada, llego a la entrada del Club de Golf ‘El Plantío’, al Resort y al parking donde se encuentra mi coche.

Vuelta a casa.

Valoración: 2**

Recomendable: Sin duda alguna, sí. Han sido cerca de 10 kilómetros, con un desnivel de unos 160 metros y hecho todo en un tiempo mucho más que aceptable.

2022-05-13 MONTAGUT

Montagut, en Wikiloc.

Para este viernes trece, Carol, Jesús y yo, hemos elegido una ruta que desde abril del 2019 no se había realizado.

Hemos dejado el coche en un claro del camino, frente al Restaurante Pou de Neu, en plena Sierra de la Carrasqueta, donde se encuentra la Cava de nieve del Surdo.

Aquí comienza nuestra caminata, que nos llevará hasta Montagut.

Un recorrido ascendente hasta el Cerro del Racó de Matet, por el que pasa el Camino de Santiago del Sures