MUNICIPIOS DE L’ALCOIÁ

COMARCA DE L’ALCOIÁ

ALCOY.

Alcoy es el municipio y la ciudad, capital de la comarca de L’Alcoiá. Cuenta con una población de 58.994 habitantes (censo 2019), es una de las ciudades más importantes de la Comunidad Valenciana, con especial relevancia tras la Revolución Industrial, especialmente en el sector textil. Conocida también, por su peculiar orografía, como la ciudad de los puentes.

Historia:

Nos remontamos al paleolítico medio (hace unos 40.000 años) para situar los primeros testimonios de presencia humana en el término de Alcoy. El yacimiento de El Salt, gracias a los trabajos arqueológicos, es uno de los mejores documentados. El estudio de los instrumentos tallados de sílex, de los restos de fauna y de otros restos evidencian la presencia humana, sugiriendo que este fue un campamento temporal, revisitado por estos grupos durante miles de años.

Al final de las glaciaciones del Cuaternario, y coincidiendo con el período epipaleolítico, comienza en la zona la introducción de la agricultura primitiva. En el abrigo de la Falguera se reconocen dos grandes tecnocomplejos culturales, el microlaminar y el complejo geométrico. En los abrigos próximos a la Sarga se encuentran pinturas rupestres prehistóricas con escenas de caza, recolección, además de motivos figurativos. Otros restos de época Neolítica y de la Edad de los Metales, atestiguan la ocupación prehistórica en el término municipal.

Hacia el 3000-2500 a.C. (período eneolítico), se abandonan la cuevas como vivienda, utilizándose como corrales o lugares de enterramiento, y se generaliza la vida en las llanuras.

Se establecen poblados fortificados en las cimas de las montañas como la Mola alta de Serelles, el Mas del Corral, el Mas de Menente y el Puig que desarrollan economías cerealistas evidenciadas por la abundancia de dientes de sílex y molinos de mano.

En los inicios del primer milenio, durante el período de bronce final, llegaron a estas tierras diversas influencias foráneas que produjeron transformaciones en el sustrato indígena, como la incineración de cadáveres, la aparición del hierro, el torno cerámico y la diversificación de la población que daría lugar al desarrollo de la cultura ibérica, desarrollada entre los siglos VI y I a.C.. Ésta es el resultado del desarrollo social de las comunidades del bronce final, sobre las cuales actúan otras influencias de culturas mediterráneas: fenicias, y griegas. Los poblados ibéricos constituyeron la antigua región de la Contestania, dentro de las actuales comarcas de L’Alcoiá y el Condado de Cocentaina.

Durante la época romana, estas comarcas fueron un espacio rutal de la periferia de las principales ciudades, que se situaban en la costa, como: Dianium (Denia) o Lucentum (Alicante), o próximas a las vías de comunicación principales, como: Saetabis (Játiva). Este territorio se caracterizó por algunos asentamientos de carácter nómada, las denominadas villae, que se desarrollaron principalmente entre los siglos II y IV d. C. La presencia de restos de la romanización, aunque escasos, fueron hallados en pequeños poblados denominados alquerías, cuyos topónimos persisten en la actualidad (Uixola, Benisaidó, Polop, Barxell, etc.), los cuales dependían, entre los siglos X y XIII, de la fortificación en el Castellar.

A partir del siglo VIII se produjo la conquista andalusí de estas tierras, que quedaron integradas en el Sharq Al-Andalus. Los andalusíes se estructuraron a partir de centros rurales de tipo clánico que dieron lugar a formas de ocupación caracterizadas por las típicas alquerías, en torno a las cuales se desarrollaron espacios agrarios irrigados. Las alquerías se organizaban en torno a un castillo fortificado emplazado en altura que les servía de refugio y defensa, como es El Castellar d’Alcoi.

En el momento de producirse la conquista cristiano-feudal por Jaime I de Aragón, Alcoy era un distrito territorial formado por diez alquerías que dependían del centro fortificado de El Castellar.

Fruto del afán de colonizar y asegurar la frontera meridional del Reino de Valencia, Jaime I somete pacíficamente, mediante tratados, los territorios árabes de Valencia, su huerta y los de ‘más allá del Júcar’, entre los que se encuentran los Valles de Alcoy y los Valles de Alcalá, Zeta y Travadell.

Una vez expulsados la mayor parte de los musulmanes y despobladas muchas alquerías, se fundó, en marzo de 1256, la villa de Alcoy: un núcleo urbano nuevo, centralizado y fortificado, destinado a acoger a los repobladores que se asentaban en el término. El cierre del recinto amurallado finalizó en los últimos años del siglo XIII.

Sin embargo, no todos los señores árabes estaban de acuerdo con este sometimiento y entre los años 1248-1276 se inician una serie de revueltas por parte del señor de la Vall d’Alcalá, el caudillo Al-Azraq. A consecuencia de estas revueltas, el rey Jaime I, manda construir una serie de castillos en la entonces línea fronteriza del reino, Alcoy, Sax, etc…

Las últimas revueltas de Al-Azraq, en el año 1276, fueron finalmente sometidas (muriendo el propio caudillo mientras sitiaba la ciudad de Alcoy) y estos hechos determinaron definitivamente el poder cristiano sobre la actual provincia de Alicante.

En 1291 el rey Jaime II de Aragón donó Alcoy al almirante Roger de Lauria, no volviendo la villa al poder de los reyes hasta 1430. En este año, a consecuencia de la sublevación del entonces señor de Alcoy, Federico de Aragón, Conde de Luna, la villa pasó a poder real, y desde 1447 el rey Alfonso el Magnánimo le confirmó el privilegio de tener representación en las Cortes Valencianas.

Durante la Guerra de Sucesión (1705-1707) los alcoyanos defendieron la causa del archiduque Carlos, por lo cual la villa estuvo sitiada y padeció ataques, la abolición de privilegios locales, multas, etc. Todo este conjunto de factores provocaron que la población menguara de forma considerable. No obstante, años más tarde, el rey Felipe V concedió a la villa la supresión de los gravámenes y otorgaría privilegios a la Real Fábrica de Paños de Alcoy.

En el siglo XIX comenzó una fuerte desarrollo industrial que provocó importantes movimientos obreros. En 1821 se produjo en Alcoy el primer episodio ludita ducomentado en la historia de España. En 1844 la villa recibió el título de ‘leal ciudad’ otorgado por Isabel II, por su lealtad durante la Primera Guerra Carlista (1833-1840).

La ciudad desempeñó un importante capítulo de su historia durante la Primera República al protagonizar la llamada Revolución del Petróleo. El día 9 de julio de 1873, mientras el alcalde republicano Agustín Albors negociaba con una comisión de obreros declarados en huelga general, en demanda de mejoras salariales, la guardia urbana, por orden del alcalde, abrió fuego sobre los trabajadores que se encontraban en la plaza del ayuntamiento. Éstos, encolerizados, asaltaron el edificio, matando al alcalde y mutilando su cadáver. Alcoy, ese día, se declaró independiente y fue gobernada por un ‘comité de salud pública’, hasta la llegada de las tropas federales, el 13 de julio.

Con la industrialización, Alcoy se convirtió en un nudo importante de comunicaciones y llegó a contar con la presencia de varias líneas de ferrocarril. Desde finales del siglo XIX funcionaron los trayectos entre Villena-Alcoy-Yecla y el de Alcoy-Gandía. En 1904 entró en servicio la línea Xátiva-Alcoy.

Durante la dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República y la Guerra Civil Española, la ciudad se convirtió en una plaza fuerte del socialismo y el anarcosindicalismo.

A partir de los años 50 del siglo XX, Alcoy atrajo un importante número de inmigrantes. A las industrias textiles, papeleras y metalúrgicas se les unió la alimentaria (dulces, licores, aceitunas, etc…) y más adelante la industria cosmética.

Patrimonio, Monumentos y lugares de interés:

* Yacimiento arqueológico de la Serreta.

* Yacimiento arqueológico de El Puig.

* Restos arqueológicos ‘La Mola de Serelles’.

* Restos arqueológicos ‘El Castellar y El Salt’.

* Torre de Na Valora. Torre medieval del siglo XIII.

* Torre N’Aiça. Siglo XIV.

* Arco de San Roque. Siglo XVIII.

* Torre-portal de Riquer, Siglo XIV.

* Castillo de Barxell. B.I.C.

* Plaza de España.

* Casa Consistorial. Edificio de los años 1846-1863.

* Lonja de San Jorge.

* Plaza de Dins. Siglo XIV.

* Palacete de Albors.

* Banca Vicens. Edificio señorial de 1881.

* Banco de España.

* Teatro Principal de Alcoy. Edificio de 1838.

* Teatro Calderón de Alcoy.

* Cine Goya. Edificio de estilo art decó valenciano.

* Hospital Civil de Oliver. Edificio de 1877.

* Hospital Sueco-Noruego.

* Escuela de Artes y Oficios de Alcoy.

* Barrio La Sangre.

* Círculo Industrial de Alcoy. Edificio modernista.

* Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Alcoy. Edificio modernista.

* Casa del Pavo. Edificio modernista.

* Casa Laporta. El edificio introductor del modernismo en Alcoy.

* Casa del Escaló. Edificio modernista.

* Casa Vilaplana. Edificio modernista.

* Casa Mataix. Edificio modernista.

* Casa Sant Nicolau 29. Edificio modernista.

* Casa Sant Nicolau 35. Edificio modernista.

* Casa País Valenciá 30. Edificio modernista.

* Viviendas Bartolomé José Gallardo, 1, 3 y 5. Conjunto de edificios modernistas.

* La Glorieta. Parque público del año 1836.

* Parque de bomberos. Edificio de estilo art nouveau.

* Cementerio de San Antonio Abad. Destacan panteones de estilo modernista y neogótico.

* Iglesia arciprestal de Santa María.

* Iglesia de San Jorge. Estilo neobizantino.

* Monasterio del Santo Sepulcro. Estilo barroco del año 1598.

* Iglesias de San Mauro y San Francisco.

* Iglesia de San Roque y San Sebastián.

* Iglesia de la Virgen de los Desamparados. Siglo XIX.

* Ermita de San Antonio Abad. De los siglos XVII y XVIII.

* Ermita de Polop. De los siglos XVII y XVIII.

* Capilla de San Miguel. Construida en el año 1790.

* Convento de San Agustín de Alcoy.

* Puente de la Pechina. Del año 1863.

* Puente de las Siete Lunas.

* Puente de San Roque. Del siglo XIX.

* Puente de María Cristina. Del primer tercio del siglo XIX.

* Viaducto de Canalejas.

* Puente de San Jorge.

* Puente de Fernando Reig.

Museos:

* IVAM Centre d’Art d’Alcoi.

* Museu Alcoiá de la Festa.

* Museo Arqueológico Camil Visedo.

* Refugio-Museo de Cervantes.

* Museo de Bomberos del Consorcio Provincial de Alicante.

* Museo de Interpretación Turística de Alcoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.