CASTILLOS DE L’ALCOIÁ

CASTILLOS DE LA COMARCA DE L’ALCOIÁ (ALICANTE)

01 – CASTILLO DE BANYERES DE MARIOLA:

Conocido también como Castillo del Tossal del Águila. Es una fortaleza almohade de finales del siglo XII y principios del XIII construido sobre el centro geográfico de la población de Banyeres, a los pies de la Sierra de Mariola y muy cerca del río Vinalopó. Población y castillo fueron conquistados en 1248 por Jaime I. La fortaleza pasó por varias manos hasta el año 1381 que, junto a la población, pasó a ser propiedad de la villa de Bocairent. En el siglo XVII el rey Felipe IV decide su separación. En la Guerra de Sucesión Banyeres tomó parte por el monarca Felipe V resistiendo con valentía los ataques enemigos por lo que el rey otorgó, en 1708, el título de Villa Real. El conjunto arquitectónico ha sufrido varias reformas en el siglo XIX y una profunda restauración en el XX por lo que presenta actualmente un impecable estado. Fortaleza de grandes dimensiones, de planta poligonal irregular, en la que el elemento más representativo es la sólida torre del homenaje, coronada por almenas, que sobresale notablemente sobre el resto del conjunto. Esta torre es de planta cuadrada, de 8 metros de lado, y tiene tres plantas.

02 – CASTILLO DE BARXELL (ALCOY):

Situado en las cercanías de la ciudad de Alcoy. Se trata de una fortificación cristiana creada para controlar la población mudéjar de los alrededores. Aunque desde siempre se creyó que la edificación pertenecía a la época musulmana, recientemente ha aparecido documentación del año 1264 que ha certificado su construcción ya bajo dominio cristiano. El castillo aún conserva todo el recinto amurallado, un albacar, restos de aspilleras y dos puertas. Su función principal era alojar a la población de las alquerías vecinas en los tiempos de peligro. En 1850 se convirtió en una masía a la que se le hicieron algunas remodelaciones, siendo abandonado en el año 1964 y desde entonces se ha ido deteriorando progresivamente. En el año 1996 se declaró Bien de Interés Cultural y en los últimos años ha cambiado de propietario varias veces sin que se llegue a realizar la rehabilitación exigida por el Ayuntamiento de Alcoy por parte de sus propietarios. En julio de 2014 la situación del castillo da un vuelco al ser adquirido por el periodista y empresario alcoyano Xavi Martínez Caravaca. Desde entonces se llevan a cabo obras de consolidación y restauración.

03 – CASTILLO DE PENÁGUILA:

Fortaleza árabe del siglo VIII construida sobre restos romanos. Durante el reinado de Pedro IV el Ceremonioso sufrió importantes reformas y fortificación. Desde entonces su importancia como fortaleza fue decreciendo, no participando en ninguna de las contiendas posteriores. Su última reconstrucción data del siglo XVI. El castillo está situado sobre un cerro escarpado de la vertiente oeste de la sierra de Aitana, junto a la población de Penáguila. Actualmente se halla en ruinas, pudiendo observarse tan sólo algunos restos de sus murallas.

04 – CASTILLO BERMEJO (IBI):

Construcción de arquitectura islámica en el municipio de Ibi. Se encuentra situado en la parte más alta sobre el cerro de Santa Lucía, prácticamente aislado, de 816 metros de altitud. El castillo fue perdiendo protagonismo tras la Reconquista, hasta caer en el completo abandono y ser finalmente desmantelado. Son muy escasos los restos que quedan de esta fortificación, pues sobre sus cimientos se construyó la ermita de Santa Lucía, en cuyos muros se pueden apreciar algunos elementos constructivos del castillo. También se pueden ver los restos de un aljibe rectangular que pertenecía a la fortaleza.

05 – CASTILLO DE BENIFALLIM:

Construcción de origen medieval realizada por los cristianos en el siglo XIII, después de su conquista por Jaime I y se encuentra en la cumbre de un cerro rocoso y escarpado, a un kilómetro del casco urbano de Benifallim. Actualmente, a pesar de su estado ruinoso, aún conserva la majestuosa torre del homenaje, grande y de planta cuadrada, así como importantes restos de lienzos de murallas y algunos basamentos de otras torres.

06 – CASTILLO DE CASTALLA:

Fortaleza de origen islámico construida en el siglo XI, sobre restos del neolítico y época íbero-romana, con reformas posteriores cristianas de los siglo XIV a XVI. Está situada sobre un cerro sobre la población de Castalla y próxima al curso del río Verde. En 1245 Jaime I el Conquistador cambia a Ximén Pérez D’Arenós, yerno del rey musulmán de Valencia Abu Zayd, el castillo de Castalla por las poblaciones valencianas de Cheste y Villamarchante, por lo que el castillo es ocupado sin resistencia y anexionado al Reino de Valencia. En 1362 el rey de Aragón Pedro IV El Ceremonioso se lo entrega al noble Ramón de Vilanova i Lladró, creando a tal fin la baronía de Castalla. El objetivo de esta entrega es que lo refuerce y lo defienda ante los ataques del rey de Castilla Pedro I, en la conocida Guerra de los dos Pedros. Será en este momento del siglo XIV cuando se realicen la mayoría de las reformas que hasta nosotros han llegado, así se construye el «Palau» y el «Pati d’Armes». La conocida como «Torre Grossa» (Torre Gruesa) fue la última construcción realizada pero ésta ya sería realizada en el siglo XVI como refuerzo y atalaya de vigía del castillo, ante los continuos ataques de los piratas del norte de África. Durante la guerra de Sucesión a la Corona Española (1701-1713), la comarca toma partido por el bando de Felipe V de Borbón, y al finalizar la guerra el rey concedería los títulos de Muy Noble, Fiel y Leal. En 1729 el castillo es heredado por los Marqueses de Dos Aguas que ostentaran la propiedad hasta principios del siglo XX. Cabe resaltar que en 1890 la Reina Regente María Cristina en nombre del Rey Alfonso XIII le otorgó el título de Ciudad. Posteriormente en el año 1989 pasa a propiedad municipal. En plena Guerra de la Independencia tuvieron lugar dos batallas en Castalla (1812 y 1813). Tras esta última los franceses comienzan su repliegue en la zona (también en tierras valencianas). Después de estas contiendas el castillo quedaría abandonado y poco a poco fue deteriorándose. Los vecinos del pueblo empezaron a usar sus piedras como elementos constructivos de sus casas e incluso se excavó el castillo en busca de supuestos tesoros moros que nunca existieron. El castillo quedó arruinado. A finales del siglo XX el castillo empezó a ser rehabilitado para uso turístico.

07 – CASTILLO DE TIBI:

Castillo de origen almohade en el que se efectuaron posteriormente transformaciones y reformas, y que se sitúa en la Loma de las Monjas, a un kilómetro del municipio de Tibi. Se construyó en el siglo X durante la dominación islámica, y perteneció hasta el año 1240, al Rey almohade Zayt-Abu-Zayt. Tras la conquista de este territorio por Jaime I de Aragón, Tibi paso a formar parte de la Corona de Aragón y en el año 1244, según el Tratado de Almizra, celebrado entre Alfonso X y Jaime I, se trazo la frontera entre la Corona de Aragón y la Corona de Castilla, que partía de Biar y pasaba por Tibi y Busot hasta el mar, y así este Castillo, junto con el de Biar y Busot formaron la línea que separaba ambos reinos. Actualmente en estado de ruina, aunque aún pueden verse algunos restos sobresalientes, entre los que destacan varios lienzos de muralla, así como una torre de base cuadrada y con talud, que debió ser la de Homenaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.