2022-09-29 OTOS, EL PUEBLO DE LOS RELOJES DE SOL

Otos, el pueblo de los relojes de sol, en Wikiloc.

Septiembre está acabando y nosotros, Jesús, Reme, Pedro y yo, hemos tenido una jornada para despedir el verano y reiniciar la temporada de caminatas en grupo.

Para este encuentro/celebración hemos elegido un pueblo precioso de la provincia de Valencia, a las faldas de la sierra del Benicadell, en pleno Valle de Albaida, llamado Otos.

Según Joan Coromines, el topónimo Otos proviene del íbero y significa ‘aliaga’, arbusto esclerófilo muy extendido a lo largo de su territorio.

Durante la dominación árabe Otos fue una alquería. En la conquista cristiana Jaime I donó sus tierras a varios caballeros el 2 de mayo de 1248.

Dependió eclesiásticamente de Bélgida, de la que se desmembró en 1574, declarándose parroquia independiente.

Varios son los monumentos y puntos de interés de este municipio:

  • El castillo de Carbonera.
  • La iglesia parroquial.
  • La ermita de la Virgen de los Dolores.
  • El palacio del marqués de Sant Josep.
  • La ruta de los relojes de sol.

Nosotros hemos llegado a Otos para dar un gran paseo, contemplar algunos de sus interesantes rincones y admirar muchos de los relojes de sol que se encuentran diseminados por sus calles.

Serie compuesta por más de 30 relojes de sol (en constante ampliación) repartidos a lo largo de todo el casco urbano. Algunos de ellos son obra de reconocidos diseñadores y artistas plásticos como Andreu Alfaro, Antoni Miró, Arcadi Blasco, Artur Heras o Manolo Boix. De hecho, es el municipio europeo que cuenta con una mayor densidad de relojes de sol.

También hemos aprovechado para, durante nuestro paseo, desviarnos para visitar la Font de Baix, un interesante surtidor en el barranco de la Mata, con una gran alberca y una zona de descanso.

Después hemos continuado nuestro recorrido por el pueblo, siguiendo con la visita a los relojes.

Un alto en un bar para tomar unas cervezas y un picoteo, entre risas y conversaciones interesantes.

No sólo los relojes son objeto de curiosidad, hay muchos rincones que llaman también nuestra atención.

A nuestro paso por el Hotel Rural – Restaurante Ca Les Senyoretes hemos hecho una nueva parada para comernos unos aperitivos de embutido y queso, unas croquetas, unas buenas ensaladas y un arroz al horno, que quitaba el hipo, todo ello regado por un buen vino blanco de la tierra y finalizado con unos dulces, como postre, y unos cafés.

También en su gran terraza, con vistas al Benicadell, hemos podido ver los relojes que tiene el restaurante, realmente originales.

Terminamos nuestro recorrido por Otos dirigiéndonos, en coche, hasta el depósito de aguas, a las afueras del pueblo, para ver el último reloj de sol.

También en coche, nos hemos acercado al pueblo vecino, Carrícola, y hemos dado un pequeño paseo por algunas de sus calles.

Hemos llegado hasta el lavadero y, volviendo al coche, hemos estado contemplando algunas de las manifestaciones artísticas que engalanan sus fachadas.

Damos por terminada esta salida por tierras valencianas, en este último jueves de septiembre.

Volvemos a Alicante.

Valoración: 3***

Recomendable: Por supuesto. Está claro que no ha sido una ruta senderista, en absoluto, pero hemos pasado un día estupendo en un lugar muy atractivo e interesante, con una compañía de lujo.

2022-09-26 ALCÁZAR DE SAN JUAN

Alcázar de San Juan, en Wikiloc.

Hoy ya es el último día en estas fabulosas tierras. A media tarde tomaré el tren que me lleve a Alicante y quiero aprovechar esta horas que me quedan para recorrer el centro, hacer alguna compra y visitar el parque Alces.

La maleta principal la he dejado en la consigna del hotel y, con la mochila pequeña, me he dirigido al centro de la ciudad.

Una cuantas compras, un poco de deambular por entre las callejuelas, una cerveza disfrutando del momento y, de lleno, entro en pleno parque Alces.

Realmente este pulmón de Alcázar es hermoso y espectacular.

Ahora me dirijo de nuevo al hotel, cojo mi maleta, me despido de la simpática gente de la recepción, entro en uno de los restaurantes de la ciudad, como algo y camino hacia la estación.

Un tiempo de espera prudente, subo al tren y marcho a casa.

Valoración: 5*****

Recomendable: Me vuelvo a repetir, totalmente recomendable. En este día han sido 9 kilómetros y un desnivel inapreciable.

En estos cuatro días en tierras manchegas he recorrido más de 54 kilómetros caminando y he descubierto lugares, paisajes, monumentos y gentes muy especiales.

2022-09-25 CAMPO DE CRIPTANA-SANTUARIO DE LA VIRGEN-VÉRTICE POZOS-CERRO DE LOS MOLINOS

Campo de Criptana-Santuario de la Virgen-Vértice Pozos-Cerro de los Molinos, en Wikiloc.

Esta jornada la voy a dedicar, casi en su totalidad, a visitar el pueblo de Campo de Criptana.

A unos 8’5 kilómetros de Alcázar de San juan, se encuentra esta localidad manchega, conocidísima, entre otras cosas, por sus molinos de viento.

Una muy buena conexión ferroviaria entre estas dos poblaciones me deja en cinco minutos en la estación de Campo de Criptana. También hay que decir que el edificio y sus ‘instalaciones’ dejan mucho que desear.

Mi propósito es hacer un recorrido por estas tierras y visitar algunos de los puntos de interés de las mismas.

Me dirijo, por el senderillo de los Parrales, calle Tomelloso y calle Concepción, hasta la ermita de la Concepción.

Después, por la calle Goya y el camino a la Cantera, llego al camino de la Virgen.

Esta es una pista arbolada que lleva, durante 2 kilómetros de suave ascenso, al Santuario de la Santísima Virgen de Criptana.

En un lado del camino se encuentra el pozo de la Virgen, lugar ideal para hacer una parada y refrescarse.

Una última subida por la escalinata y llego a la inmensa atalaya en la que se encuentra en santuario.

La hermosa panorámica de los campos es espectacular.

Situado en el cerro de la Virgen, es visible desde diferentes puntos de los alrededores de Campo de Criptana. Un edificio amplio, blanco y muy vistoso que se levanta sobre la planicie manchega.

El santuario está construido en el cerro donde se asentó el originario enclave de la villa actual, Chitrana, un poblado prerromano que ya en la Edad Media se uniría con otro de nombre Campo creando la población de Campo de Criptana.

En cuanto al edificio decir que está construido sobre otro anterior, data del siglo XVI y su proyecto es de 1513. A lo largo del tiempo ha tenido varias restauraciones pero en parte se han respetado los elementos originales renacentistas.

Después de la visita al santuario, tomo el camino de la Veredilla para encontrarme, a través de algunos campos de cultivo con otro de los puntos de interés, al menos para mi, el vértice geodésico ‘Pozos’ (730 msnm)

Continúo con el itinerario trazado en mi gps y me dirijo, por el camino de la Cueva de la Laguna, al interior del pueblo.

Por la calle de la Virgen, la plaza del Calvario, calle Toboso, calle Mira, calle Ínsula Barataria y calle Amadís de Gaula llego hasta el altozano donde se encuentran los famosos molinos de viento.

Antes de hacer el recorrido por entre estas construcciones, hago una parada en uno de los bares cercanos para comer y beber.

El día es tremendamente caluroso, es domingo y hay muchísima gente, así que prefiero dejar que las visitas se vayan y así poder disfrutar de los molinos yo solo.

Aquí los tengo ya. Apenas si hay turistas y los puedo admirar en todo su esplendor.

También estos, como los de Alcázar de San Juan, tienen cada uno su nombre.

Inca Garcilaso, Cariari, Quimera, Pilón, Lagarto, Burleta, Infanto, Poyatos, Sardinero y Culebro (que además es también el museo de Sara Montiel, criptanense ilustre)

Aunque tengo que decir que en las fotos estas grandes torres circulares quedan estupendamente, con sus aspas y sus tejadillos, pero la realidad supera la instantánea; hay que venir aquí para disfrutar de su belleza.

Dejo el cerro de los molinos y desciendo por entre las calles de Campo de Criptana.

A mi paso me encuentro con rincones, plazuelas y monumentos singulares.

La ermita de Santa Ana, la parroquia de Ntra, Sra, de la Asunción, la estatua a Cervantes, el Pósito, estatua del Quijote, etc…

Todo ello mientras voy acercándome hasta el apeadero de la estación para esperar el tren que me lleve de nuevo a Alcázar de San Juan.

Valoración: 5*****

Recomendable: Indiscutiblemente, sí. En un principio esta caminata era el motivo principal de mi visita a tierras manchegas… Esto me lo suponía, me lo imaginaba y me lo esperaba, el resto ha sido un auténtico regalo. Han sido, en este día, unos 11’50 kilómetros y un desnivel de 143 metros.

2022-09-24 ALCÁZAR DE SAN JUAN

Alcázar de San Juan, en Wikiloc.

En la misma jornada que he estado haciendo el recorrido de las lagunas, después de llegar al hotel, asearme, comer en un bar cercano y dormir una pequeña siesta. Me he lanzado a recorrer la ciudad y a contemplar sus muchos encantos.


El Cubillo.

En la plaza de Santa María, y tras la figura de bronce de Miguel de Cervantes, se encuentra este muro de forma circular y piedra de arenisca rojiza que se cree que podría haber formado parte de una de las torres de las murallas de la ciudad.

Torre del Gran Prior o de Juan de Austria.

Torre almohade de 1237 que formó parte del palacio de los Grandes Priores de Castilla y León de la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta.

Capilla de San Juan Bautista.

Construida en el siglo XVI para su uso religioso y, durante un tiempo, como cárcel. Ahora su función es la de museo con una parte de la exposición del antiguo conjunto palacial.

Yacimiento.

Desde la anterior capilla, se accede a este yacimiento romano. Se cree que puede tratarse de una domus romana y otras viviendas.

Colegiata de Santa María la Mayor.

La iglesia más antigua de Alcázar de San Juan. Parece ser que este templo fue construido sobre restos de templos íberos, romanos y visigodos y que también fue mezquita.

En el año 1226 pasa a pertenecer a la Orden de San Juan, dedicándose a la Asunción de Nuestra Señora. Ésta apareció en Alcázar, según las cantigas del siglo XIII del rey Alfonso X el Sabio.

El exterior está compuesto de sillares de arenisca roja, ladrillos y zócalos en las esquinas y en las portadas. Tuvo dos torres que desaparecieron, la última tras un cañonazo francés, y las campanas se colocaron provisionalmente en el Torreón del Prior, donde siguen.

Casas solariegas y palacios.

En los alrededores de la plaza de España, en esta ciudad, se pueden observar gran cantidad de edificios, casonas y palacetes que llaman poderosamente la atención por sus magníficas fachadas.

Museo Municipal.

El Museo Municipal, situado en dos edificios adyacentes: la casa de la familia Sanabria y la antigua ermita de Santo Domingo. Para entrar, se atraviesa una bonita puerta con un escudo nobiliario de la familia Sanabria y podemos ver el interior organizado en torno a un patio cuadrado de dos pisos.

En el museo hay patrimonio arqueológico de la época prehistórica, la Edad de Bronce y la Edad del Hierro, así como mosaicos y objetos romanos encontrados en diferentes yacimientos de la ciudad.

Plaza de España y estatua de Don Quijote.

Centro neurálgico de la ciudad. En ella se encuentra el ayuntamiento, inaugurado en 1850, el casino, la oficina de turismo y el mercado.

Al fondo, está situado el conjunto escultórico más fotografiado de la ciudad, compuesto por las figuras en bronce de Don Quijote y Sancho Panza, subidos en sus respectivas monturas, obra realizada en 1971 por Mariano Amaya.

Iglesia de Santa Quiteria.

Por la calle de Santa Quiteria se contempla la iglesia homónima. La iglesia se comenzó a construir debido al crecimiento de la ciudad y la falta de espacio en la Iglesia de Santa María.
Se utilizan los planos de Juan de Herrera para su construcción en el siglo XVI y tras un incendio fue reconstruida siendo finalizada en 1796. Sufre un derrumbes importantes y en 1921 pierde la torre y durante la guerra civil desaparecen la mayoría de las cosas de valor, pinturas, orfebrería, reliquias etc.

Iglesia de la Santísima Trinidad.

Construida en los siglos XVII y XVIII. Fue una de las primeras iglesias de la provincia que se realizan bajo las pautas del Rococó. Está construida a base de sillares de piedra arenisca rojiza en las zonas más importantes de la iglesia; el resto es de mampostería.

La fachada principal está presidida por una portada-retablo de estilo barroco.

Iglesia de San Francisco.

Forma parte de un antiguo convento franciscano muy importante en la ciudad en el siglo XVII, por ser la sede de la Universidad de Alcázar.

Se construyo a principios del siglo XVI, por orden de Diego de Toledo, Prior de la Orden de San Juan y duque de Alba. Y en él se funda la Universidad de Alcázar con cátedras de Teología, Medicina, Filosofía, Historia sagrada, y más tarde Gramática y Artes.


Valoración: 5*****

Recomendable: Esta ciudad es muy recomendable. Sorprendido por la cantidad de historia que encierran sus calles, por la belleza de sus rincones y la amabilidad de sus gentes.

Ha sido una caminata por Alcázar de San Juan de unos 5 kilómetros que me ha enamorado.

2022-09-24 RESERVA NATURAL COMPLEJO LAGUNAR DE ALCÁZAR DE SAN JUAN

Reserva Natural Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan, en Wikiloc.

Hoy he comenzado la mañana muy temprano y, después del desayuno, me he puesto en marcha para realizar la caminata del día, algo más larga de lo que yo estoy acostumbrado pero, y estoy completamente convencido, muy interesante.

Desde el hotel me dirijo por la avenida Pablo Iglesias hasta las inmediaciones del espectacular pabellón Vicente Paniagua, aquí me encamino por la calle Francisco de Ocampo a la rotonda del flamenco, donde se encuentra la plaza de toros, el monumento al ferrocarril y la entrada al parque Alces.

Por las avenidas del Deporte y del alcalde Anastasio López Ramírez, estoy dándole un rodeo a este hermoso parque, que queda pendiente para una posible visita, y llego hasta el camino de la depuradora.

Es en este punto donde realmente tendría que comenzar este sendero; en cambio yo ya llevo 2’7 kilómetros acumulados.

El camino de la depuradora da acceso, desde una pequeña área de descanso, a la entrada de la Reserva Natural Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan.

Este espacio natural está integrado por tres lagunas, en un total de 695 hectáreas, pertenecientes a la denominada La Mancha Húmeda y pobladas por especies únicas en el mundo que lo hacen un lugar fascinante para ser visitado.

Laguna de la Veguilla.

Un paraje recuperado que ha pasado de ser un vertedero durante más de medio siglo, a convertirse en uno de los humedales manchegos donde más especies de aves podemos observar a lo largo del año. Recibe un aporte de agua depurada procedente de la Estación Depuradora, lo que permite que el paraje tenga agua prácticamente todo el año y con ello la presencia de aves sea permanente.

Desde los observatorios podemos disfrutar no sólo de los emblemáticos flamencos; también de garzas reales, grullas, el espectacular calamón, ánades como el pato colorado o el porrón moñudo y el llamativo pato de pico azul: la malvasía cabeciblanca. El aporte de agua dulce permite a su vez que la laguna se rodee de una vegetación de tipo emergente: el carrizal.

Continúo mi recorrido accediendo a la pista, llamada Camino de Villafranca, y en la bifurcación tomo la senda de la derecha, ya dando comienzo la siguiente laguna.

Laguna del Camino de Villafranca.

Esta es la más extensa del Complejo Lagunar. Está rodeada de una vegetación halófila (adaptada a condiciones de salinidad) como es el caso del limonium o acelga salada, la salicornia o la famosa barrilla o salicor de La Mancha, de cuyas cenizas se extraía el jabón de piedra o duro.

Las playas de limo que flanquean esta laguna hacen posible que el visitante pueda ver a escasos metros del camino público a aves limícolas como las avocetas o las cigüeñuelas. A su vez, existe en esta laguna la llamada Isla de las pagazas, refugio de cría de la pagaza piconegra, emblema de estos humedales.

Sigo con mi recorrido, por el carril del Pozo de la Laguna, para encaminarme al siguiente humedal.

El camino, extensa planicie, me ofrece en el horizonte la visión grisácea de las sierras de la Sevillana y de la Tres Fuentes, y el monte de la Dehesa y la sierrecilla de la Horca, con sus molinos, todo ello perteneciente al término municipal de Herencia.

Laguna de las Yeguas.

En esta laguna el aporte de agua depende exclusivamente de las precipitaciones, y posee concentraciones de sal cien veces superior a las del Mar Mediterráneo.

Rodeada de albardines, almajos y el peculiar coralillo, la presencia de artrópodos únicos y endémicos nos dan una idea de la singularidad de estos ambientes.

Llego hasta este humedal, en esta época prácticamente seco, y comienzo el regreso al punto de inicio.

Me incorporo al camino de Villafranca de los Caballeros pero en el sentido contrario, hacia Alcázar de S.J..

Un itinerario lleno de grandes espacios, hermosos campos de cultivo, pequeños bosquecillos y algunas fincas desperdigadas, en una mañana especialmente maravillosa.

Vuelvo a pasar por la Laguna de la Veguilla, el Centro de Interpretación y los observatorios.

Salgo de la Reserva Natural para entrar a la ciudad por los alrededores del parque Alces.

Aquí hago una breve parada para beber y, después, seguir el recorrido hasta el hotel.

Valoración: 5 *****

Recomendable: Por supuesto. Me ha encantado y si alguna vez visitáis esta parte de La Mancha, no dudéis en entrar en este hermoso paraje.

Han sido un total de 18’5 kilómetros y un desnivel mínimo.

2022-09-23 ALCÁZAR DE SAN JUAN-VÉRTICE SAN ANTÓN-RUTA DE LOS MOLINOS

Alcázar de San Juan-Vértice San Antón-Ruta de los Molinos, en Wikiloc.

Hace ya unas semanas que tenía planeado este viaje y además tenía pensado hacerlo con mi coche pero, en un último momento, y viendo que había muy buena combinación con tren, me he animado usar el ferrocarril.

Madrugón de buena mañana para llegar en bus a la estación de RENFE, primer recorrido hasta Albacete, una hora de espera y segundo tren con parada en Alcázar de San Juan.

Llegada a la ciudad sobre las 13:00

Mi plan es el de instalarme en el hotel (en la otra punta de Alcázar de S.J.), comer algo ligero en un bar cercano y comenzar la tarde haciendo una de las caminatas obligadas en esta ciudad, ya preparada en mi gps; la ruta de los molinos.

Avenida de las Regiones, calle del Porvenir y salida de Alcázar por el Camino de las Cuevas del Santero/Camino Real de Murcia…

Pasado el puente del ferrocarril tomo un sendero que me lleva al Cerro de San Antón.

Allí arriba, una enorme figura de un Cristo presidiendo el paisaje.

Bajando del cerro se encuentra la ermita de San Isidro.

Ahora me dirijo por un camino en dirección sur para incorporarme al Camino Real de Murcia.

La Mancha en su estado más puro. Campos extensos hasta donde abarca la vista, algunos yermos otros cubiertos de viñedos, olivos y cereales.

Allá, aún a lo lejos, se encuentra el Cerro de San Antón con esos hermosos gigantes (qué no son gigantes, que son molinos!!!)

Dejo el Camino Real y, por otro sendero, rodeo el cerro para llegar al Camino de la Cruz a Nieva y, después, a mano derecha, ascender por el Camino de los Molinos.

Aquí me encuentro, solo y disfrutando de estos maravillosos colosos, dominando el paisaje.

Alcázar de San Juan tiene, en este cerro, cuatro molinos identificados con nombres relacionados con el Quijote.

Son: Rocinante, Fierabrás, Dulcinea y Barcelona.

Además, en la colina también se encuentra el vértice geodésico, que se llama San Antón (729 msnm)

Un buen rato disfrutando del paisaje y comienzo el regreso.

Tomo ahora la bajada del Camino de los Molinos, la senda a la derecha que enlaza con el Camino Real de Murcia y vuelvo por los mismos pasos del comienzo, hasta llegar al hotel.

Un pequeño paseo por la ciudad, algo de cena y, de nuevo, al hospedaje a descansar.

Valoración: 4****

Recomendable: Alguien duda que esto no lo recomiende? Vamos, entero, paso a paso. Han sido algo más de 10 kilómetros, con un desnivel de unos 145 metros, hecho en un tiempo más que correcto y en una tarde preciosa.

2022-09-19 PANTANO DE ELCHE+PUENTES DE LOS CINCO Y LOS CUATRO OJOS

Pantano de Elche+Puentes de los Cinco y los Cuatro Ojos, Wikiloc.

Para este tercer lunes de septiembre también se ha realizado una caminata.

En esta ocasión, Pedro y yo, nos hemos acercado a Elche y, por el puente del Bicentenario, el camino de los Magros y el camino del Pantano, al parking del embalse de la ciudad, donde hemos aparcado el auto y ha comenzado nuestro recorrido siguiendo, río arriba, las aguas del Vinalopó hasta la presa y… mucho más allá.

Desde el aparcamiento nos dirigimos por el sendero que pasa entre el río y la ‘Sequia Mayor’ y que nos llevará hasta la presa.

Por momentos cruzamos la acequia, en otros el río, pero siempre acompañados por el sonido de las aguas corriendo a nuestro lado.

Hay en el recorrido lugares de abundante vegetación y otros donde el la erosión de las aguas nos muestra rocas con mágicas formas.

Nos encontramos, a nuestro paso, puentes, compuertas, restos de antiguos canales, acueductos y azarbes.

Llegamos hasta el Puente de Rodos, la palmera que llaman de ‘Set Braços’ y, en la roca, la imagen de la Virgen de la Asunción.

Todo este recorrido, novedoso para nosotros, está siendo sorprendente y atractivo.

Llegamos ahora a la explanada donde se encuentra, en un lugar rodeado de palmeras, el edificio de la Central Eléctrica de la Comunidad de Propietarios del Pantano. En una de sus fachadas está escrito el año 1922. Conclusión, el inmueble tiene 100 años.

Seguimos por el sendero y, a muy pocos metros, nos encontramos la presa, con su caída de agua.

Un lugar realmente con un atractivo muy especial.

Originalmente fue construida para retener las aguas de las avenidas del río Vinalopó, habituales con las lluvias torrenciales, y aprovechar estas aguas para su uso en regadíos. Han sido estas avenidas las que, a lo largo de la vida de la presa, se han encargado de colmarla de sedimento, disminuyendo la capacidad de retención de agua y obligando a varias limpiezas para recuperar la capacidad.

En 1995 reventó la compuerta reguladora, ocasionando una gran avalancha de fangos que contribuyó a vaciar la presa. En septiembre de 2007 se iniciaron los trabajos de rehabilitación de la presa con el fin de volver a retener agua, para crear un paraje natural tipo marjal, en el que vegetación y fauna se desarrollen. En marzo de 2008 la presa empieza a retener agua tras un periodo de 13 años prácticamente abandonada.

Por una tosca escalinata de piedra subimos a lo alto de la presa, cerca de la Casa del Pantanet, y accedemos a la pasarela flotante que nos muestra la belleza y la inmensidad del embalse, y nos traslada a la senda que rodea el pantano.

Teniendo, en la senda, las aguas a nuestra izquierda y las paredes de la sierra del Castellar a nuestra derecha, llegamos hasta el Viaducto de Próspero Lafarga.

El Viaducto de Próspero Lafarga (1867-1922) es una de las obras realizadas en el Pantano de Elche por este insigne arquitecto e ingeniero de caminos, canales y puertos, que realizó multitud de importantes proyectos en la provincia de Alicante.

Seguimos nuestro camino hacia el Paraje Natural de los Aljezares, en el término, ahora, de Aspe.

En un punto determinado debemos cruzar el río, entre cañaverales, por una estrecha y embarrada vereda, para llegar al Puente de los Cinco Ojos, accediendo por la senda del barranco homónimo.

Para la canalización del agua desde la Fuente de Barrenas, situada en el margen izquierdo del río Tarafa, en el término municipal de Aspe, hasta Elche se construyó una importante obra de ingeniería hidráulica de unos 15 kilómetros que atravesó el paraje de Los Barrancos, siendo esta obra impulsada y parcialmente financiada por el Obispo de la Diócesis de Orihuela, José Tormo, y dirigida por el arquitecto, natural de Aspe, José Gonzálvez de Coniedo, entre 1785 y 1789.

De las numerosas canalizaciones que integran dicha infraestructura, destaca el Puente de los Cinco Ojos, por ser el más monumental, puesto que mide algo más de 17 metros de altura y de  46 metros de longitud y por su gran valor arquitectónico.

Retrocedemos y tomamos ahora la pista, camino de Pere Mina, que nos conduce a otro de los viaductos de la zona, el Puente de los Cuatro Ojos.

Antes, a un lado del camino, encontramos un gran aljibe, destacable en el entorno y bochornoso la poca sensibilidad de la gente, llenándolo de pintadas y basura en su interior.

Llegamos hasta un pequeño mirador, con un banco para el descanso y la contemplación, desde donde podemos admirar esta otra obra de ingeniería.

Este puente forma parte de la red de acueductos y conducciones hidráulicas del Obispo Tormo, al igual que el anterior.

Llegamos, con esta visita, al final de nuestro recorrido. Ahora nos toca desandar nuestro camino.

Volvemos a cruzar el pantano por la estrecha senda de la ida.

De nuevo, los mismos paisajes pero en la dirección de las aguas del Vinalopó.

Nos acompañan la aguas del embalse y el canto de la gran cantidad de aves que lo pueblan.

Bajamos los peldaños que nos dejan a los pies de la presa, pasamos por la Central Hidroeléctrica, de nuevo, por todas las sendas entre el río y la Acequia Mayor y, por fin, a la zona de aparcamiento y al coche.

Regreso a Alicante.

Valoración: 3***

Recomendable: Sin ninguna duda. Han sido 11 kilómetros muy interesantes, con un desnivel que no merece la pena ni comentar y un recorrido lleno de multitud de puntos de interés, de gran belleza y una ruta que perfectamente se puede realizar en familia. La compañía ha sido de lujo.

2022-09-15 GAIANES-TURBALLOS, IGLESIAS, FUENTES, CASTILLO Y ALBUFERA

Gaianes-Turballos, iglesias, fuentes, castillo y albufera, en Wikiloc.

En este agradable jueves septembrino me he dirigido a la población de Gaianes, aún con restos en sus calles de las fiestas patronales que fueron el pasado fin de semana, para realizar la caminata que tenía prevista en este día.

Gaianes es un municipio alicantino que pertenece a la comarca del Comtat, y a la subcomarca de Perputxent, situado en la falda sur de la Sierra del Benicadell, limítrofe con poblaciones valencianas como Beniatjar y Otos.

Población de origen musulmán conquistada por el rey Jaime I de Aragón alrededor de 1244. Se le otorga carta puebla en 1611, tras la expulsión de los 279 moriscos.

Entre los espacios naturales y algunos de los monumentos de esta población, se encuentran:

  • Albufera de Gaianes, lugar de interés en la observación de aves.
  • Sierra del Benicadell.
  • Vía Verde del Serpis.
  • Río Serpis.
  • El Castillo de Gaianes, conocido como El Castellet.
  • Iglesia de San Jaime Apóstol.
  • Ermita de San Antonio de Paula.

Salgo de la localidad y me dirijo hacia el oeste por el camino del puerto de Albaida, una pista bastante cómoda que me hace recorrer numerosas fincas y campos de cultivo, principalmente de olivos y almendros.

La pista entra ahora en el término de Turballos, un municipio pedáneo de Muro de Alcoy.

1’7 km después ya me encuentro caminando por las calles de esta pequeña y fascinante pedanía.

Es un lugar muy singular por su aspecto, dado que parece que los años no hayan pasando por ella. Sus calles y casas conservan un estilo particular y encantador.

Entre algunos de los puntos de interés de Turballos está la Iglesia de San Francisco de Paula, la fuente de la plaza, el lavadero, etc… Precisamente el próximo fin de semana celebran sus fiestas patronales.

Ahora abandono el pueblo para, por pequeña vereda, acceder a la fuente y la balsa de Turballos.

Es difícil, siendo el mes que es, que tenga agua pero… aún así el caño desprende algunas gotas.

Sigo un pequeño camino hacia el norte primero, y al este después, hasta una pista en la que se encuentra, en una bifurcación, la fuente del Huito.

Tomo la senda, a la izquierda, y paso por una zona frondosa, llena de pinos y carrascas.

Llegados a este punto del itinerario, la ruta preparada en mi gps, sufre un inconveniente… El camino que me indica está cortado por una valla, una cerca, una alambrada y un cartel de ‘no pasar’.

La idea era acceder por el camino prohibido, y a través de distintas sendas, al Castellet (el Castillo de Gaianes), así que me toca improvisar.

Voy hacia el sur para encontrarme, nuevamente, con el camino al puerto de Albaida; el que me llevó hasta Turballos.

Camino en dirección a Gaianes y, más o menos, a 1’4 kilómetros giro a la izquierda y me incorporo a una subida (ufff, asfaltada) que me lleva directamente al Castellet.

Tampoco es que sea una construcción de máximo interés, pero me hacía ilusión visitarlo.

Esta pequeña fortaleza, cuyos orígenes son cristianos y de la que apenas quedan algunos lienzos en pie, debía servir para la vigilancia del río Serpis y parece ser que no se concluyó su construcción (allá por los siglos XIII y XIV).

Después de la visita al castillo, descendiendo por la misma pista asfaltada, tomando el camino del puerto de Albaida y, entre viejos olivos y ancianos almendros, este pobre montaraz, llega hasta Gaianes.

Hago una pausa en el área recreativa, cerca de la cruz, para beber, comer una fruta y calmar el calor, aunque es soportable, a la sombra de los árboles.

Atravieso el pueblo y llego al coche.

No, no vuelvo a casa…

Con el vehículo me dirijo hasta el paraje de la Albufera de Gaianes.

Aquí doy un paseo por esta hermosa finca (algo abandonada, la verdad) que tiene una pasarela de madera que te lleva hasta una caseta de observación de animales, principalmente aves, en plena albufera, muy cerca del río Serpis.

Ahora sí, regreso al coche y vuelvo a Alicante.

Valoración: 3***

Recomendable: Vamos, ni lo dudes. Han sido, entre unas cosas y otras, unos 11 kilómetros, con un desnivel de unos 220 metros, hechos en muy buen tiempo y con una jornada fabulosa.

2022-09-12 MONTCABRER

Montcabrer, en Wikiloc.

La caminata elegida para este lunes de septiembre es, muy posiblemente, una de las rutas estrella de la provincia de Alicante.

Dentro de las variadas posibilidades para acceder hasta la cumbre del Montcabrer, la que yo he escogido en esta ocasión es la que da comienzo desde las Casetes de Vilaplana, grupo de viviendas, en plena sierra, próximas al Barranc del Cinc y pertenecientes a la ciudad de Alcoi.

Dejo el auto en un claro al lado de la carretera, junto a las casas. Doscientos metros de pista en dirección norte hay una senda, a mano derecha, que sube hasta el Collado de la Zapata (Coll de Sabata).

Toda esta zona, aunque está bastante recuperada, sufrió un incendio en el año 2012 que calcinó 574 hectáreas de los municipios de Cocentaina y Alcoi, aún sigue teniendo graves cicatrices de aquel desastre.

Una vez llego al collado, continúo por pista, compartida con la PR-CV37 y la GR7, hasta llegar a una bifurcación donde se dividen.

A la izquierda sigue la PR y por la derecha la GR. Yo tomo esta segunda opción, que me llevará en un ascenso considerable hasta las Penyes Monteses.

Ya he llegado a alturas que superan los 1300 metros y en el horizonte resalta la silueta del Montcabrer.

El Montcabrer es la cima más alta de la Sierra de Mariola. Forma parte de los Sistemas Béticos, situados en la zona sur de la península. Ubicada en el término municipal de Cocentaina, tiene 1390 metros de altura, con lo que es el tercer mayor pico de montaña de la provincia de Alicante.

Desde este vértice geodésico, que necesitaría una reforma urgente, las ya clásicas fotos en la cima, una parada para beber y unos minutos para contemplar, a pesar de lo desapacible que está el día, las increíbles vistas de los valles y pueblos de los alrededores.

Comienzo el retorno, ahora lo hago por la vertiente oeste, siguiendo también la GR7, en una bajada bastante abrupta y pedregosa (a veces son más peligrosas las bajadas que las subidas).

La senda me lleva directamente hasta el Mas de la Foia Ampla, un hermoso caserío con sus campos de cultivo y sus animales.

Aquí, en los alrededores de esta finca, dejo la GR7 y tomo una senda, en dirección sur, que me llevará, entre estrechos ascensos y complicados descensos, hasta el Barranc del Carrascalet.

Una nueva bifurcación me hará elegir la vereda, en dirección sur, que me acerca a algunas de las fuentes de la zona.

Esta ha sido, para mi, la parte más difícil de la ruta. Subidas y bajadas por caminos muy estrechos, intentando esquivar multitud de ramas que se cruzan y te arañan y, todo ello, con un calor que a estas horas del día se hacía insoportable. Confieso que esto ha sido lo peor de todo.

Al final he llegado hasta la Font de Juliá y la Font dels Bassiets (con muy poco caudal, pero, claro, en el mes que estamos y con el verano que llevamos,… qué esperaba!!!)

Llego también hasta el Coll de Sabata y ahora sólo me queda seguir el camino que tomé en el comienzo de la caminata, ahora en descenso, accedo a las Casetes de Vilaplana, al coche y…

Regreso a Alicante.

Valoración: 4****

Recomendable: Por supuesto, muy recomendable. Han sido unos 11’5 kilómetros, con un desnivel de 630 metros, hecho todo en más tiempo del que yo desearía… pero ha merecido la pena.

2022-09-09 CATÍ

Catí, en Wikiloc.

Hoy no he querido calentarme demasiado la cabeza y he decidido efectuar una caminata que ya he realizado en muchas ocasiones, un recorrido por las pistas, caminos y sendas de Catí, dentro del Paisaje Protegido de las Sierras del Maigmó y del Cid.

He dejado el coche en un claro de la carretera CV837, la que va de Petrer a Castalla, a la altura del Pantanet y de la Rambla de Badallet.

Comienzo la caminata, unos metros por asfalto, paso por la Casa del Pantanet, sigo por senda hasta la Casa de Catxuli, en el barranco homónimo, con sus campos de cultivo, su gran alberca y su abrevadero.

La senda me lleva hasta la vía pecuaria, hacia el este, para, en suave ascenso, llegar al Collado de Amorós.

Desde el collado, donde confluyen diversos caminos, múltiples posibilidades para efectuar caminatas, opto por seguir la pista (PR-CV30) que, después de un desvío, a mano izquierda, me conduce hasta la Casa del Calafate (en ruinas).

Desde esta posición también se puede observar la mole de piedra del Cantal del Moro.

Llego hasta el Racó de la Servera y, en este punto, en lugar de continuar por la pista, tomo el sendero que me acercará, por entre una hermosa arboleda de pinos, a las inmediaciones de las peñas de la Foradada.

Una breve parada a la sombra de un algarrobo para refrescarme y comer alguna fruta.

Desde esta zona la vista de los montes de los alrededores es francamente soberbia.

Continúo mi camino, llegando a los alrededores de la Sierra Foradada.

Rodeo esta majestuosa agrupación de rocas, regalo para escaladores, y sigo por la pista, marcada en mi gps (esta vez no me lo he traído, confío en mi memoria).

Estoy ahora en un cruce de caminos, en la Ferrería, donde se puede optar por diversas sendas, al hotel de Catí, a la Casa de la Administración (totalmente eliminada) y su pozo de nieve, a la subida al Alt de Guisop por la Chimeneas y a la Ermita de la Purísima, entre otras alternativas.

Claramente elijo esta última.

Una vez paso por la puerta de la ermita, sigo por la pista que me acerca a la torre de vigilancia y continúo mi camino.

Ya quedan sólo los dos últimos kilómetros de esta andadura. Recorro el sendero que, desde lo alto de la Sierra de Catí, y teniendo a un lado el Barranco de Badallet y al otro el Barranco de Catchuli, me acerca hasta la Casa del Pantanet y al auto.

Regreso a Alicante.

Valoración: 2**

Recomendable: Por supuesto que sí. Han sido 11 kilómetros, con un desnivel de 352 metros, en una mañana fabulosa y todo ello hecho en un tiempo mucho más que aceptable.

2022-09-07 L’ARCADA-MONTVARÍ-TAGUENGA

L’Arcada-Montvarí-Taguenga, en Wikiloc.

Dentro del término municipal de Onil, en plena sierra homónima, transcurre la caminata de este primer miércoles de septiembre.

También, como la ruta del pasado lunes, el recorrido transcurre por tres de los barrancos de esta serranía alicantina, perteneciente a la comarca de l’Alcoiá.

Entre las carreteras CV-803 y CV-804 se encuentra la calzada que lleva a la Casa Tápena, a la Ermita y a la zona recreativa de Santa Ana, por ella me dirijo, y a 1 kilómetro aproximadamente, hasta la entrada del Barranco de l’Arcada. Justo frente al Mas de l’Arcada dejo el vehículo y comienzo esta interesante caminata.

Una ruta que podría bautizar como de los ‘Barrancos, Masías y Fuentes’

Tomo la pista que me lleva, en suave ascenso, por toda esta primera rambla entre grandes paredes rocosas.

Como curiosidad (¿?) añadiré que también por aquí pasa la GR7 (Estará presente en varios tramos de la caminata).

Ahora llego a un cruce de caminos y sendas, abandono la GR7 y tomo una de las pistas (PR-CV160) que hay a mano derecha, la que me lleva al Barranco de Montvarí.

Un par de veredas en ascenso y llego hasta el Mas, la fuente y la alberca de Montvarí.

Curiosamente, para el mes que estamos, de la fuente brota bastante agua y la alberca tiene buen nivel y bastantes peces (yo, que no soy entendido en ello, diría que son carpas).

Sigo el camino que marca mi gps, continúo en ascenso siguiendo el trazado de esta rambla.

En ella hay bastantes campos de cultivo, distribuidos en terrazas, divididos por ribazos obrados con la técnica de la piedra seca.

En esta pista, PR-CV160, tengo, a mano izquierda El Serral y por la derecha estoy rodeando la cara norte de la Sierra de Biscoi.

Llego a un cruce de caminos, un collado donde puedo, a la sombra de unas carrascas, beber agua y comer alguna fruta. Estoy en el límite exacto de los municipios de Ibi y Onil.

En este punto, tomo la pista (aparece nuevamente la GR7) que me hará comenzar el camino de regreso.

Tengo ahora ante mi el Mas del Palomaret, otra de las grandes casas de esta ruta.

Desciendo una pequeña senda que me acerca a la fuente de esta finca.

Retomo la pista y, en una bifurcación, abandono la GR7 y me dirijo por el Camino del Xocolater, rodeando la cara oeste de El Serral, hasta las proximidades del collado del mismo nombre.

En esta depresión sigo el camino que gira a la izquierda y me conduce, en descenso, hasta el Barranco de Taguenga.

Esta rambla, con un cauce mucho más ancho que los anteriores barrancos, me llevará hasta el punto de inicio.

Más o menos en la mitad del recorrido de esta depresión vuelvo a incorporarme a la GR7.

Desde la pista puedo contemplar, en lo alto, el Mas de la Capona.

Después de 1’5 km, nuevamente, el Barranco, el Mas de l’Arcada y… el auto.

Regreso a Alicante.

Valoración: 3***

Recomendable: Por supuesto, sin duda alguna. Han sido 11 kilómetros, con un desnivel de 254 metros y hecho todo en un tiempo más que aceptable.

2022-09-05 BARRANCOS-BARRANCS-GULCHES

Barrancos de Meleja, de Paco Mañaco, Nuevo, de la Pinada, de la Xana y del Salt, en Wikiloc.

La caminata elegida para este primer lunes de septiembre ha sido no muy lejos de casa… ya que, al precio que está el combustible, tengo que procurar reducir gastos.

No obstante el hecho de ser una ruta cercana no le ha restado interés y belleza.

Me he decidido por recorrer algunos de los principales barrancos de la Sierra de Santa Pola.

Dejo el coche a la entrada de ‘Les Casetes de Meleja’, en plena sierra, y me dirijo por senda muy bien señalizada al barranco homónimo.

Superada esta rambla continúo por senda y pista, en dirección a la localidad de Santa Pola, y, por veredas, desciendo al Barranco de Paco Mañaco.

Esta es una bonita torrentera, de vegetación abundante, por la que discurro, en suave ascenso, hasta sus dos principales aportaciones, el Barranco Nuevo y el de la Pinada.

Caminando por estos parajes se puede uno imaginar la dificultad que debe haber en tiempos de lluvia.

Ya en algún que otro cartel informativo de la zona se recomienda no practicar senderismo en estos lugares cuando hay predicción de lluvias torrenciales.

Sigo ahora por la senda, a veces casi imperceptible, que me lleva a recorrer el Barranco de la Pinada.

Llego al punto del cruce con la senda que conduce a la carretera del faro.

Paso por el abrevadero para animales y por la bifurcación que lleva, por pista, a las Casas de Meleja y al Barranco del Salt.

Sigo mi camino por la segunda opción.

Atravieso la carretera del faro y sigo por pista.

Un par de desvíos me hacen pasar por el Barranco de la Xana y entrar de lleno en la senda que me conduce al Aljibe del Salt.

Aquí, en esta antigua cisterna de piedra, hago un pequeño ‘break’ para beber y comer unas tajadas de melón.

Tengo que decir que a medida que ha avanzado la mañana el calor se ha hecho insoportable y, la verdad sea dicha, he agradecido esta pausa y el refresco.

Sigo, en dirección sudeste, por el Camino y el Barranco del Salt.